Kutxabank, en colaboración con Quantum-Mads y la plataforma de innovación abierta Innolab Bilbao, ha desarrollado un modelo que aplica la computación cuántica en sus estrategias de inversión y que ya ha superado la fase piloto de prueba.