Algunos países europeos están más expuestos que otros a los crecientes costes de los fenómenos climáticos extremos. Esto implica riesgos de divergencias en los ratings soberanos, a menos que se movilicen inversiones para mitigar estos fenómenos y se muestren...