Según señala Kobar, «aunque los datos económicos se mantienen por el momento, las dificultades aumentan y sugieren una marcada desaceleración».