Las esperanzas de un rápido auge en la reapertura económica prácticamente han muerto

por | 14 Oct 2021

En los últimos dos trimestres, hemos pasado de contar las vacunas, a contar los cargueros que esperan atracar en los puertos, y ahora a observar las temperaturas, las previsiones meteorológicas y la velocidad del viento. Las esperanzas de un rápido auge de la reapertura, seguido de un periodo de rápida normalización en el segundo semestre de 2021, prácticamente han muerto.

El impacto de la ola Delta en las cadenas de suministro, en particular del sudeste asiático, está llegando ya a su fin con la vuelta a la actividad de casi todas las fábricas malayas y vietnamitas. Además, el PMI de servicios de China Caixin se recuperó de forma saludable en septiembre, con un resultado de 53,4 frente a 46,7 en agosto, muy por encima de las expectativas. Por lo tanto, había buenas razones para esperar que ciertos problemas de escasez pudieran finalmente moderarse en los próximos meses. Pero estas esperanzas se ven seriamente puestas a prueba por la actual crisis energética que atenaza a Europa y China, en particular.

Los impactos de la crisis energética serán amplios. Algunos hogares europeos verán un gran aumento en las facturas de los servicios públicos, un marcado golpe a la renta disponible y el sentimiento podría tambalearse.  Después de resistirse durante un tiempo, parece que China también aumentará los precios de la electricidad al reajustar el tope de aumento del 10% al 20%, incluso para los hogares. Mientras tanto, las empresas suelen estar mucho más expuestas a los precios de la energía al por mayor, a no ser que tengan precios fijos por contrato. En China, habrá subidas de precios, pero los cortes parciales de electricidad también serán una característica hasta finales de 2021, con muchas industrias que verán reducida la energía entre un 10% y un 30%. En Europa, los precios al por mayor de la energía están provocando el cierre anecdótico de fábricas, mientras que los productores de fertilizantes y aluminio y los invernaderos de los Países Bajos ya se están quedando a oscuras, y es probable que se produzcan efectos dominó en otras industrias. En general, podríamos ver una nueva escasez en los próximos meses, pero probablemente de una naturaleza diferente a la que hemos experimentado hasta ahora.

Por supuesto, existe una auténtica lucha por conseguir más energía en Europa y China, pero no hay una solución mágica. El Nord Stream 2 podría ponerse en marcha, pero Gazprom ya está produciendo cantidades récord de gas y tiene que lidiar con los bajos inventarios de la propia Rusia, además de que no está claro si la infraestructura alemana tiene capacidad para manejar más suministro. China ha ordenado a las minas de carbón que aumenten su producción, pero las inundaciones ya han afectado a su principal región productora de carbón. En última instancia, tras la disputa, los gobiernos se darán cuenta de la urgencia de recuperar la independencia energética. La semana pasada, el Reino Unido ha lanzado un plan para tener un 100% de energía renovable en 2035, mientras que el Eurogrupo ha concluido que la energía verde no es el problema sino parte de la solución y ha reiterado la necesidad de reducir la dependencia de la energía importada.

Sin duda, la próxima temporada de resultados, que ha comenzado esta semana en EE.UU., será objeto de un intenso escrutinio para conocer el poder de los precios, los márgenes y las pistas sobre la situación de la escasez, así como las presiones salariales. Varias grandes multinacionales ya han emitido advertencias sobre recortes de producción y han rebajado sus perspectivas para el tercer trimestre debido a la escasez de mano de obra y de la cadena de suministro. Desde el punto de vista macroeconómico, los datos sobre la inflación suscitarán sin duda un nuevo interés y harán sudar a los bancos centrales.

Geraldine Sundstrom, Gestora de Carteras y Asignación de Activos de PIMCO

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Tiempo de Inversión
Proyecto especializado en la divulgación del ahorro y la inversión, el fomento del asesoramiento profesional y el seguimiento de la actualidad de los principales activos (renta variable, renta fija, materias primas, y más) y vehículos de inversión y financiación (fondos de inversión, capital riesgo, socimi, direct lending, etc) con el objetivo de ayudar a los inversores a tomar mejores decisiones en relación a su patrimonio. ¿Quieres anunciarte con nosotros?

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros artículos, vídeos y podcast en tu correo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Crece la demanda global de oro y China incrementa su producción un 14%

Crece la demanda global de oro y China incrementa su producción un 14%

China, el mayor consumidor mundial de oro, aumentó su producción del metal precioso más de un 14% durante el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2021. El gigante asiático produjo entre enero y junio de 2022 casi 175 toneladas de oro, según...

Oportunidades: Buscando la resiliencia en tiempos de volatilidad

Oportunidades: Buscando la resiliencia en tiempos de volatilidad

Los mercados mundiales de renta variable siguen siendo volátiles debido a que la guerra en Ucrania continúa elevando los costes de la energía y alimentando la inflación, lo que acelera las expectativas de subidas de los tipos de interés. Las pérdidas han sido...