Los centros de datos se enfrentan a problemas de crecimiento por el encarecimiento de la energía y su impacto medioambiental

por | 14 Dic 2021

Scope Ratings afirma que la gestión de los riesgos, en particular los relacionados con la energía y el medio ambiente, se ha convertido en un reto importante en la actualidad.

«La sólida demanda de usuarios e inversores, respaldada por unas condiciones de financiación todavía favorables, coincide ahora con el aumento de los precios de la energía, a los que los centros de datos están especialmente expuestos, y con el creciente cuestionamiento del impacto medioambiental de este segmento», afirma Rigel Patricia Scheller, analista de Scope.

Los centros de datos se han convertido en uno de los 10 principales subsectores inmobiliarios en los que se puede invertir, y ocupan el primer lugar entre segmentos alternativos, como las ciencias de la vida y las torres de comunicaciones, según el estudio 2021 Emerging Trends in Real Estate Europe de PWC.

«A medida que los centros de datos emergen como una clase de activo inmobiliario más consolidada e independiente, los inversores deben prestar atención a las diferencias con el segmento de activos inmobiliarios comerciales e industriales convencionales, con los que están familiarizados», afirma Scheller. Las instalaciones de datos albergan equipos especializados de alta tecnología y requieren conocimientos técnicos para su construcción y mantenimiento, algo que no tiene mucho que ver con los segmentos inmobiliarios tradicionales. De este modo, los inversores deben tener en cuenta factores específicos del sector: los costes de construcción relativamente elevados, la proximidad a las redes de datos y eléctricas, los riesgos climáticos y las cuestiones relacionadas con el impacto medioambiental y los costes energéticos.

«La rápida adopción de la digitalización está impulsando un gran crecimiento en la demanda de centros de datos por parte de las empresas, lo que hace que se dispare el consumo total de energía, dada la electricidad necesaria para hacer funcionar los modernos servidores informáticos y evitar su sobrecalentamiento», afirma Scheller. Los centros de datos consumen entre 10 y 50 veces más energía por planta que un típico edificio comercial de oficinas.

El aumento de los precios de la energía y sus oscilaciones afectan menos a los grandes operadores de centros de datos con negocios diversificados y presupuestos elevados que a los pequeños. Los grandes operadores y los llamados hiperescaladores -empresas como Google de Alphabet, Facebook de Meta Platform y Amazon- son grandes inversores en energías renovables, en parte para protegerse de la volatilidad de los precios de la energía y ayudar a su imagen medioambiental.

De lo que no cabe duda es de la fuerte y creciente demanda de instalaciones para almacenar y gestionar la información digital. La International Data Corporation (IDC) prevé que el consumo de datos crecerá a una tasa anual compuesta del 26% hasta 2024.

Para dar cabida a este gran aumento de la demanda de capacidad de almacenamiento, el número de centros de datos también se está ampliando rápidamente. El número de centros de datos de hiperescala en todo el mundo aumentó a 597 a finales de 2020, habiéndose duplicado con creces desde 2015, según los nuevos datos de Synergy Research Group. En la década de 1990, los centros de datos se ubicaban en su mayoría en zonas logísticas y de oficinas reconvertidas. Pero con el impulso de la creación de datos de mayor tamaño, han sido imprescindibles locales más especializados. En la actualidad, el inquilino y el inversor se centran sobre todo en locales de nueva construcción con altos estándares. No todos los centros de datos son iguales. Varían en función de la ubicación, el tamaño y el equipamiento disponible. Mientras que los centros de datos de hiperescala son la tendencia más visible, otros como los centros de datos en el borde -pequeños centros de datos para satisfacer la demanda local- recibirán un mayor impulso en el futuro gracias a las nuevas tecnologías como el 5G y la conducción autónoma. Los centros de datos de colocación suelen estar diseñados para ser alquilados a múltiples clientes, ya sea en forma de alquileres minoristas o de alquileres mayoristas a empresas más grandes. Las instalaciones en sí tienen una gran variedad de formas, pero la mayoría pueden satisfacer una amplia gama de necesidades.

Esta tendencia ha atraído a una gran variedad de inversores, incluidos los fondos de inversión inmobiliaria como Colony Capital, recientemente rebautizado como DigitalBridge, con 30.000 millones de dólares bajo gestión centrados en infraestructuras digitales. También han invertido gestores de inversiones, inversores institucionales, fondos soberanos como el Government Investment Corp. de Singapur y el PFA Holding de Dinamarca, empresas de capital riesgo y fondos especializados.

Las rentabilidades son atractivas en comparación con otros tipos de activos. Según Savills, oscilan entre el 5% y el 7%, dependiendo de la calidad del activo y la ubicación, lo que representa una prima media de alrededor de 1,5 puntos porcentuales sobre otros segmentos.

«Es probable que las rentabilidades caigan en los próximos uno o dos años a medida que el mercado madure en medio de una demanda tan fuerte por parte de los inversores», afirma Scheller.

Centros de datos en las grandes ciudades europeas

En Europa, los mayores mercados por ubicación son Fráncfort, Londres, Ámsterdam y París (comúnmente denominados FLAP), a los que se ha unido recientemente Dublín. La oferta en estas zonas creció un 19% durante 2020. Actualmente ofrecen un stock de colocación combinado que supera los 2.000MW.

En Europa, estas ubicaciones ofrecen la mayor conectividad, el menor tiempo de latencia y las mayores velocidades de Internet. Para la mayoría de las empresas, estos son factores cruciales a la hora de elegir la ubicación de un centro de datos. La ciudad líder es Londres, que tiene alrededor del 40% de la capacidad total entre los mercados europeos en términos de capacidad de centros de datos en funcionamiento (alrededor de 800MW de potencia a finales de 2020). Fráncfort es la segunda, con cerca del 22%, gracias a su posición como importante centro tecnológico y sede del DE-CIX, uno de los mayores puntos de intercambio de Internet del mundo. París se ha enfrentado a algunos problemas debido a los altos costes de la energía, pero sigue siendo un mercado importante. Por su parte, Dublín está creciendo dada la posición de Irlanda como puerta de entrada a Europa. Aunque es relativamente pequeño (con un total de 140MW de potencia), los principales hiperescaladores tienen una gran presencia en Dublín, lo que lo diferencia de los principales mercados europeos.

En muchos lugares, los centros de datos y los hiperescaladores compiten por el espacio, lo que ha llevado a los proveedores a considerar nuevas ubicaciones. Como resultado, algunos nuevos centros de datos surgirán en lugares con i) disponibilidad de espacio, ii) red digital nacional y iii) capacidad de obtener energía verde a bajo coste. Los países nórdicos cumplen estos requisitos, además de tener un clima favorable en lo que respecta a los costes de refrigeración de los centros de datos. Madrid, Milán, Varsovia y Zúrich también atraen el interés de los proveedores de centros de datos y de los inversores.

 

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Tres estrategias para vencer a la inflación con renta fija

La inflación fue el tema dominante en los mercados financieros en 2021 y creemos que es probable que vuelva a ser un importante factor para los rendimientos en 2022.  En su análisis anual de las perspectivas de inversión de 46 de los mayores bancos de inversión y...

El nuevo Silicon Valley: mercados asiáticos

Cualquier inversor que aborde el tema de los ETFs no puede ignorar el índice MSCI World. No es sólo por su alto perfil que este índice se abre paso en muchas carteras que buscan una amplia diversificación. Pero, ¿qué grado de diversificación ofrece realmente el MSCI...

Tiempo de Inversión TV