Diversificar para beneficiarse del crecimiento mundial más allá de una recuperación en forma de V

por | 17 Dic 2021

Somos optimistas sobre el crecimiento mundial para el año 2022 y esperamos que siga siendo sostenible, aunque moderado. Prevemos una inflación persistente al menos durante el primer trimestre, lo que probablemente hará que algunos bancos centrales suban los tipos de interés, lo que provocará un incremento de los rendimientos de la deuda soberana. Vemos oportunidades en el futuro, pero entre los posibles riesgos se encuentra un resurgimiento del Covid.

Esperamos que en 2022 haya crecimiento, pero más moderado, aunque las economías de algunos países se acelerarán, como Alemania, España, Indonesia, Malasia y Tailandia. Los niveles de crecimiento también deberían mantenerse en Japón, Australia y la India. El empuje del crecimiento debería proceder de las continuas mejoras en el tratamiento y la prevención del Covid. Esperamos que se produzca una reapertura, un aumento del consumo y que siga habiendo un gran apoyo fiscal.

Mientras que el repunte del sector manufacturero ha sido el motor de la economía en 2021, esperamos que tanto el sector manufacturero como el de servicios impulsen el crecimiento en 2022. El sector manufacturero se verá impulsado por la demanda reprimida de bienes causada por las interrupciones existentes en la cadena de suministro a medida que se reconstruyen las existencias. La reapertura impulsará la demanda de servicios. Ya se han producido dos aumentos consecutivos en el Índice de Gerentes de Compras (PMI) mundial, impulsados por repuntes en los PMIs de manufacturas y servicios.

Es probable que otros factores apuntalen la recuperación de la pandemia: los balances de los hogares son sólidos, con una tasa de ahorro personal del 7,5% en EE.UU. actualmente, lo que podría impulsar el consumo. Además, el gasto público en EE.UU. aumentará con la aprobación de una ley de infraestructuras de 1 billón de dólares y una ley de «infraestructuras blandas» de 1,8 billones de dólares también en juego.

Se espera que la inflación siga siendo elevada a corto plazo

El aumento de los costes de la energía y la mano de obra de los servicios, la escasez de semiconductores y la menor capacidad de producción son factores que actualmente mantienen la inflación y que tardarán en resolverse, por lo que esperamos que la inflación siga siendo elevada al menos hasta el primer trimestre de 2022.  En caso de que veamos un escenario en el que la inflación aumente a un ritmo del 0,5% mensual, es posible que la inflación estadounidense alcance un máximo cercano al 7% interanual.

Asignaciones previstas

Esperamos ver un aumento de los rendimientos de la deuda soberana, impulsado por las perspectivas de crecimiento y la reducción del apoyo de los bancos centrales a la deuda pública. Preferimos la deuda denominada en dólares estadounidenses y la obtención de ingresos de los bonos de alto rendimiento. En cuanto a la deuda en moneda local, preferimos los bonos soberanos de Asia con perspectivas monetarias estables y con un elevado carry y roll: por ejemplo, los bonos soberanos de la India y China que tienen estructuras de plazos pronunciados en la parte baja de la curva.  

Prevemos centrarnos en la renta variable con exposición al valor (en Europa, Japón, Australia, ASEAN) y en los bancos mundiales. Todos ellos son muy sensibles al aumento de los rendimientos soberanos. Es probable que el Sudeste Asiático se beneficie de una recuperación acelerada del Covid y tiene una alta exposición al sector financiero, por lo que existe un alto potencial de mejora de los beneficios y de superación de la mayoría de los mercados desarrollados. 

Riesgos y oportunidades

El mayor riesgo para 2022 sería una nueva variante del Covid que hiciese que las vacunas resultasen ineficaces. Otro freno a la recuperación sería que la inflación aumentara más y de forma más persistente de lo previsto. Otro riesgo serían las próximas elecciones en Italia, Corea, Francia y Austria, seguidas de la Asamblea Popular Nacional de China en noviembre de 2022. Cualquier aumento de las tensiones entre EE.UU. y China también sería un riesgo.

En un entorno en el que se espera que los rendimientos de la deuda soberana aumenten, el impacto en las valoraciones es actualmente cambiante. Esto significa que los beneficios son aún más importantes, y el análisis fundamental necesario para elegir empresas con un fuerte crecimiento de los beneficios es más importante que nunca.

 

Ray Sharma-Ong, Investment Director, Multi-Asset Solutions de abrdn

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Tres estrategias para vencer a la inflación con renta fija

La inflación fue el tema dominante en los mercados financieros en 2021 y creemos que es probable que vuelva a ser un importante factor para los rendimientos en 2022.  En su análisis anual de las perspectivas de inversión de 46 de los mayores bancos de inversión y...

El nuevo Silicon Valley: mercados asiáticos

Cualquier inversor que aborde el tema de los ETFs no puede ignorar el índice MSCI World. No es sólo por su alto perfil que este índice se abre paso en muchas carteras que buscan una amplia diversificación. Pero, ¿qué grado de diversificación ofrece realmente el MSCI...

Tiempo de Inversión TV