Vivienda: ¿Alquiler o compra?

por | 5 Ene 2022

Habitualmente estamos acostumbrados a escuchar la frase de que si alquilamos una vivienda el dinero se va a un saco roto. Algo que se hizo popular antes de que se produjera la crisis financiera y en plena burbuja inmobiliaria. La frase pasó a un segundo plano en los momentos más difíciles en términos económicos, pero ahora ha vuelto a resurgir. ¿Nos interesa más hipotecarnos que alquierla? ¿Cuáles son los motivos?

En las grandes capitales el precio medio del alquiler se encuentra rondando los máximos históricos. En Barcelona el promedio se encuentra en 969 euros, según los últimos datos oficiales, mientras que en Madrid capital tiene un precio medio de 16,4 euros el metro cuadrado. Cantidades que no todo el mundo se puede permitir.

En contraposición, según los datos del Consejo General del Notariado, la cuantía media de los préstamos para comprar vivienda en octubre se situó en 134.900 euros. Dinero al que hay que sumarle los impuestos, gastos e intereses de la hipoteca.

Tras pagar los impuestos hay que tener en cuenta el tipo de interés con el que se ha contratado el crédito hipotecario. Hay diferentes tipologías: variable, fijo y mixto. En el ámbito español, tal y como exponen los registradores, el 40,7% de las nuevas hipotecas que están siendo contratadas en la actualidad son a interés fijo. Un cambio suculento con respecto a antes de la crisis (2%).

Sin embargo, la cuestión es: ¿qué debemos elegir como usuarios? En España, la situación del mercado actual es centrarnos en la compra de vivienda, dado que las rentas del alquiler son muy altas en las grandes capitales, junto con unos costes de financiación bastante bajos por las políticas de los bancos centrales que llevan al Euríbor a estar en mínimos.

A ello hay que sumarle que los españoles siguen siendo partidarios de la política de la propiedad. Un método de actuar que es mucho más alto que en cualquier país de nuestro entorno. Y es que los propietarios se consideran mucho más felices (un 10,8% más) en comparación con los arrendados, según analiza el informe ‘Las casas de los españoles: bienestar, felicidad y reforma interior’.

Con todo, siempre se ha de tener en consideración las circunstancias personales de cada uno porque una hipoteca es la principal inversión que realiza una persona a lo largo de su vida, generalmente. En este sentido, si decides comprar para poco tiempo, el inmobiliario es un activo que tiene unos costes de transacción altos y no se puede tomar la decisión en un par de días.

Aunque parezca obvio, antes de nada, debes saber si cuenta con los ahorros suficientes para adquirir una vivienda. Muchos se limitan a calcular la cuota de la hipoteca y se olvidan de que es necesaria una buena cantidad de dinero líquido.

En este sentido, hay que añadirle la entrada, que representa en torno al 20% del precio total de la vivienda. Las entidades financieras suelen prestar el 80% del valor de tasación de la casa (máximo legal).

Fíjate que hemos indicado del valor de tasación y no del precio de la vivienda. Es decir, si compras a buen precio puede ser que el 80% del valor de tasación sea más que el 80% del precio. Si adquieres un inmueble a un precio mayor que el valor de tasación posiblemente tendrá usted que aportar más del 20% del precio de venta.º

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Ricardo Gulias
Director de RN Tu solución hipotecaria

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros artículos, vídeos y podcast en tu correo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS