300x250
ES 300x250
Banner - Trading

Alvaro Antón (abrdn): Perspectivas para los mercados privados

por | 13 Feb 2024

Perspectivas para los mercados privados.–  La capacidad de recuperación del crecimiento y la moderación de la inflación en EE.UU. son el reflejo de unos choques de oferta positivos que están casi agotados. El escenario más probable es una ralentización seguida de una leve recesión en 2024. Las economías europeas ya son débiles, y creemos que lo seguirán siendo hasta mediados del próximo año, aunque el crecimiento positivo de los ingresos reales debería limitar la magnitud de la desaceleración.

La mayoría de los bancos centrales han dejado de subir los tipos y deberían empezar a recortarlos en 2024, a medida que la inflación siga disminuyendo. La relajación de la política china está estabilizando la actividad, pero existen obstáculos a largo plazo. Los mercados emergentes se están beneficiando de la moderación de la inflación y están entrando en un ciclo de relajación de las políticas. Al analizar el panorama de los mercados privados, es importante tener en cuenta las últimas tendencias en los sectores clave y abordar la evolución del contexto macroeconómico.

Banner ETFs - Rankia 300x250

Capital riesgo

En un entorno de tipos de interés elevados, la inflación persistente sigue reduciendo el apetito por las transacciones tanto en Europa como en América, especialmente en lo que respecta a las estrategias de salida. Muchos gestores (o General Partners) siguen ampliando sus plazos de salida, evitando valoraciones más bajas en anticipación de mejores condiciones del mercado en el futuro.

Los últimos múltiplos del tercer trimestre sugieren que las valoraciones se están corrigiendo a un ritmo moderado en Norteamérica y Europa.  Por sectores, han sido el financiero y el de consumo los que han sufrido las peores caídas de máximos a mínimos, mientras que las valoraciones de la energía siguen subiendo. Los múltiplos del sector de las tecnológicas han resistido bien hasta 2023, pero se han visto afectados desde entonces. Sin embargo, siguen siendo superiores a los de otros sectores.

Seguimos viendo que las pequeñas y medianas empresas en Europa y América contribuyen al crecimiento del consumo en los centros urbanos. Por tanto, nos centraremos en oportunidades de inversión en sectores a prueba de recesiones, como la sanidad y las tecnologías de la información, que captan las tendencias mundiales a largo plazo. Es crucial centrarse en gestores de cuartil superior que tengan un historial probado de desbloqueo de encontrar valor.

Crédito privado

La demanda de crédito privado sigue siendo fuerte a medida que los prestamistas tradicionales se retiran. Dados los elevados rendimientos, la ampliación de los diferenciales y la protección de la baja correlación con el producto interior bruto, la dinámica de riesgo-rentabilidad del crédito privado se ha vuelto extremadamente atractiva. La selección cuidadosa de los activos con riesgo a la baja sigue siendo crucial.

Las tasas de impago siguen siendo bajas en términos históricos, pero se prevé que aumenten en el crédito privado, ya que muchos gestores no se han sometido a una prueba completa desde la crisis financiera mundial. Además, la dinámica del mercado es fundamentalmente diferente a la del ciclo anterior.

Las perturbaciones del mercado están creando buenas oportunidades, y los prestamistas están en condiciones de exigir cláusulas más estrictas y de ejecutar operaciones con rentabilidades atractivas ajustadas al riesgo. Por eso, una selección cuidadosa sigue siendo clave y, ante los signos de dificultades y el aumento de las tasas de impago, las operaciones de alta calidad son vitales.

Infraestructuras

Los mercados mundiales de infraestructuras se enfrentaron a varios shocks a el año pasado derivados de factores macroeconómicos y microeconómicos como un entorno de recaudación de fondos más lento, mayores costes de financiación, riesgos geopolíticos y presiones de valoración (por nombrar algunos).

A pesar de la volatilidad, los principales activos de infraestructuras privadas mostraron resistencia. Proporcionaron protección frente a la inflación, mecanismos de transmisión de costes y una sólida generación de flujos de caja. Los sectores de transición energética, por ejemplo, continuaron creciendo y se siguieron cerrando grandes operaciones. La Ley de Reducción de la Inflación de EE.UU. (IRA, por sus siglas en inglés) proporciona un fuerte viento de cola para invertir en infraestructuras.

Por ejemplo, tecnologías como el hidrógeno, la captura de carbono y el transporte son oportunidades estructurales atractivas. Europa se está posicionando para aumentar el suministro nacional de materias primas y la autonomía energética mediante la ampliación de las inversiones en energías renovables. A escala mundial, las infraestructuras digitales y de telecomunicaciones siguen en auge, reforzadas por los vientos en contra macroeconómicos y las crecientes oportunidades de la digitalización.

Mercado inmobiliario

A pesar de la actual desaceleración, el mercado inmobiliario global avanza a buen ritmo. Los rendimientos de los mercados de capitales se han ido recalibrando en respuesta al aumento de los tipos de interés y de los costes de la deuda, que han sido mucho más rápidos que la corrección que siguió a la crisis financiera mundial. En la mayoría de las regiones, los valores han caído entre un 15% y un 30% en sólo dos o tres trimestres, pero creemos que esta fase de ajustes en los precios está cerca de su fin.

Los diferenciales de rentabilidad inmobiliaria siguen siendo estrechos frente al índice de referencia sin riesgo, pero los diferenciales están mejorando lentamente, aunque todavía tienen que ofrecer suficientes primas de iliquidez.

En Europa, el sector logístico es el que se ha revalorizado de forma más agresiva, pero aún queda mucho por hacer en el caso de las oficinas de segundo nivel. En Norteamérica, observamos que la tasa de capitalización (porcentaje del flujo de efectivo mensual que te dejará una propiedad en relación con su precio de venta) empieza a ralentizarse en todos los sectores. 

Impagos y valoraciones

Los impagos en oficinas son cada vez más visibles en EE.UU. y las valoraciones de varios activos de gran relevancia están rebajando las expectativas a niveles más realistas. Mientras tanto, en los sectores industrial y logístico, la actividad de renovación se ha mantenido sólida, por lo que los activos han resistido en un contexto macroeconómico fuerte.

En Asia-Pacífico, los rendimientos en la mayoría de los mercados apenas se han movido desde finales de 2021. Por lo tanto, para este año creemos que es probable que se produzcan más cambios de rentabilidad al alza. Aunque también es probable que los inmuebles logísticos de muchos mercados registren rendimientos más elevados, se espera que el impacto negativo sobre el valor del capital se vea mitigado por un mayor repunte de los alquileres.

Recursos naturales

La actividad en el sector de los recursos naturales está fuertemente impulsada por el mercado mundial de la energía. Los precios siguen siendo la fuerza motriz de la inversión en toda la clase de activos, lo que se prevé que continúe. El reciente conflicto en Oriente Medio ha provocado una mayor incertidumbre, que había comenzado a descender en junio. A medida que se desarrolla la transición hacia las energías renovables, las estrategias metalúrgicas y mineras también han visto aumentar la demanda, dado que algunos metales también son esenciales para generar energía renovable.

El crecimiento de la recaudación de fondos para energías renovables continúa, pero se trata de un impulso plurianual hacia la descarbonización. Curiosamente, los flujos de inversión en energías renovables en Norteamérica parecen estar alcanzando a los de Europa. Esto puede explicarse en gran medida por la IRA. En Europa, se espera que el gasto público en infraestructuras aumente para reflejar su transición hacia una economía baja en carbono.

De cara a 2024, es probable que la demanda de energía se mantenga, pero existe incertidumbre sobre cuánto podría durar. Sin embargo, las oportunidades de inversión en recursos naturales continuarán, con la aparición de energías renovables de bajo coste y el crecimiento de los mercados de carbono. Esto incluye el papel de la madera en la transición global hacia emisiones netas cero y más bajas.

Álvaro Antón, Country Head de abrdn para Iberia

🎯 Perspectivas para los mercados privados, en tiempodeinversion.com

300x250

¡Apóyanos para seguir creciendo!

Manuel Tortajada

Periodista económico-financiero con más de 30 años de experiencia en prensa escrita y radio. En los últimos 20 años ha desarrollado su carrera profesional en el Grupo Intereconomía y El Nuevo Lunes, como responsable de Bolsa. Con anterioridad trabajó en La Gaceta de los Negocios, Revista Dinero y Antena 3 Radio. Actualmente es fundador y director de tiempodeinversion.com y colabora en diferentes medios de difusión.
300x600
Banner 300x250

EN 160x600

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS EN TIEMPO DE INVERSIÓN

Caser AF incorpora GPTadvisor en su proceso de asesoramiento

Caser AF incorpora GPTadvisor en su proceso de asesoramiento

Caser AF incorpora GPTadvisor en su proceso de asesoramiento.- Caser Asesores Financieros ha anunciado una alianza con GPTAdvisor para facilitar a los 45 agentes de su red el acceso a la Inteligencia Artificial especializada en asesoramiento financiero. Esta...