Reiteramos nuestra creencia en la gestión activa

por | 23 Abr 2020

En tiempos como estos, inciertos y sin precedentes, debemos evitar mirar hacia atrás y centrarnos en lo que tenemos adelante.  En este sentido los inversores deben revisar sus perfiles de rentabilidad/riesgo y asegurarse que son apropiados para un período prolongado de mayor volatilidad.  Al respecto es útil recordar que las ideas de negocio anteriores a la burbuja de las puntocom se han convertido en realidad con el tiempo, pero también que las empresas ganadoras han sido las que han sobrevivido. Además durante estos períodos de turbulencia los beneficios de la diversificación son más importantes que nunca, especialmente para absorber los picos de volatilidad.

Así que reiteramos nuestra creencia en la gestión activa en momentos como este.  El mercado ofrece oportunidades tácticas que podemos aprovechar, siendo la volatilidad un activo que gestionar, pero para para ser más positivos estratégicamente precisamos recuperación de la actividad.  Va a ser necesario que las personas de riesgo o mayores se mantengan poco expuestas y que haya test masivos para conocer quién tiene coronavirus y es inmune. Si para Mayo contamos con dicha información podremos pasar de un escenario “no conocido y desconocido” a un shock cuantificable.

De momento la temporada de presentación de resultados del primer trimestre ha comenzado con los grandes bancos estadounidenses habiendo aumentado provisiones, mientras se preparan para una mayor morosidad.  Sus beneficios han bajado bruscamente, lo que puede ser preludio de lo que está por llegar las próximas semanas. Por su parte el PIB de China ha disminuido el primer trimestre por primera vez en cuatro décadas, un 6,8% interanual.  Algunos datos manufactureros han caído menos de lo esperado, pero da una idea de lo que le puede esperarse de Europa y EEUU cuando sus economías comienzan a reabrirse.

Respecto a Europa, es fundamental una respuesta unificada a la pandemia.  De momento el Programa de Compra de Emergencia Pandémica del BCE de 750.000 millones de euros combinado con 500.000 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad y la propuesta de financiación de 60.000 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones marca los primeros pasos para aliviar parte el inminente dolor.  Puede ser demasiado pronto para “coronabonos”, pero a los mercados les gustaría ver más.

El caso es que esperamos que la volatilidad siga alta en mercados desarrollados, con riesgos a la baja e infra ponderamos renta variable, aunque una vez que la visibilidad mejore las valoraciones pueden ser atractivas.  Estamos centrados en empresas de bajo apalancamiento, capaces de capaces de navegar por la inminente recesión mundial siendo dueñas de su propio destino.  En concreto, vemos ganadores a largo plazo en los sectores salud y compañías farmacéuticas, además de tecnológicas, especialmente grandes empresas de Internet, cuyo uso y penetración va a ser mayor y que cotizan a valoraciones bajas respecto a una perspectiva de beneficios relativamente resistente.  Además la infraestructura pública es previsible se beneficie del aumento del gasto fiscal de los gobiernos.  También interesan empresas de elevado flujo de caja, pues probablemente haya un aumento de fusiones y adquisiciones, un terreno de caza para determinados fondos de capital privado.

Sin embargo infra ponderamos acciones de mercados emergentes, particularmente expuestas a las consecuencias del Covid-19 y preferimos el norte de Asia, donde el coronavirus parece bajo control.

En cuanto a renta fija, la intervención masiva de la Reserva Federal puede contener cualquier aumento de la rentabilidad a vencimiento de la deuda del Tesoro de EEUU.  Pero infra ponderados deuda soberana europea, aunque se beneficia de las medidas del BCE, al igual que la deuda empresarial en euros, donde favorecemos la alta calidad, es decir, poco apalancamiento y relativamente baja sensibilidad a variaciones de tipos de interés, en vencimientos de cero a cinco años.  Ahora bien, no consideramos deuda privada, ni empresarial de alta rentabilidad, donde esperamos una ola de ángeles caídos (emisores degradados) los próximos meses, aunque un repunte de los impagos proporcionará oportunidades mediante determinadas estrategias de crédito.  Además tenemos preferencia por deuda respaldada por activos (como hipotecaria).

El caso es que sobre ponderamos liquidez, así como capital privado, que es menos sensible a la liquidación de los mercados, así como oro, euro, franco suizo y yen frente al dólar.  Además vemos posibilidades en algunas estrategias hedge funds, que pueden añadir diversificación mediante estrategias de arbitraje de corta duración y, a más a largo plazo, de riesgo direccional.

César Pérez, director global de inversiones de Pictet WM.

¡Apóyanos para seguir creciendo!
César Pérez

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Protein Capital entra en la plataforma Allfunds

El 'hedge fund' español Protein Capital ha llegado a un acuerdo con Allfunds para entrar en su plataforma, con lo que se convierte en una de las primeras gestoras especializadas en criptoactivos en contar con presencia en la misma. Desde la firma del acuerdo el pasado...

Nueva edición del programa #MentoringEmprendeverde

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico pone en marcha, a través de la Red emprendeverde (ReV), la tercera edición del programa #MentoringEmprendeverde. Se trata de un servicio de mentorías gratuitas y...

¿Cuál es la alternativa a la clásica cartera 60/40?

Los bonos proporcionan una menor capacidad de diversificación frente a la renta variable que en el pasado. Ciertas estrategias de fondos alternativos (hedge funds) pueden llenar este vacío. Combinar la renta variable con la renta fija en una proporción de 60/40 ha...

¿Se está creando una burbuja en el mercado de la vivienda en Europa?

La subida de los precios de la vivienda en Europa en el segundo trimestre fue del 2,9%, superior al del primer trimestre (2,5%), que ya habíamos señalado como el más alto en 14 años. Desde el inicio de la pandemia, el aumento trimestral ha sido de media del 1,9%,...

Inflación en Estados Unidos: ¿transitoria o problemática?

De todos los temores a los que han tenido que hacer frente los inversores en los últimos treinta años, la inflación elevada no estaba entre ellos. Pero eso ha cambiado en 2021. Hoy los mayores interrogantes que se plantean los inversores giran en torno a la inflación:...

NEWSLETTER SEMANAL

Recibe los contenidos más relevantes en tu correo y no te pierdas nada.

Política de privacidad

You have Successfully Subscribed!