Perspectivas económicas mundiales. Una recuperación desigual

por | 30 Jun 2021

La economía mundial experimentará varios años de crecimiento superior a la tendencia a medida que se recupere de la crisis del Covid-19. A este crecimiento ayudarán el despliegue de las vacunas, las políticas fiscales y monetarias acomodaticias, y la progresiva adaptación de hogares y empresas a las restricciones en las que permanecen.

La fortaleza de la demanda a corto plazo, en medio de los cuellos de botella de la oferta, está generando un periodo de mayor inflación. Aunque esperamos que este efecto inflacionista agregado sea en gran medida temporal, habrá diferencias significativas entre países y sectores. Además, los riesgos de inflación a medio plazo están sesgados al alza.

El despliegue de vacunas favorece el crecimiento mundial

El despliegue de las vacunas avanza a buen ritmo en EE.UU. y el Reino Unido, y se ha acelerado de forma significativa en los países más rezagados, como algunos países de Europa y China. Esto está permitiendo la eliminación progresiva de los confinamientos que todavía tienen lugar y un fuerte repunte de la actividad económica. Aunque el repunte estaba previsto en nuestras anteriores previsiones, ha sido algo más rápido de lo esperado. Por ello, hemos revisado al alza nuestras previsiones de crecimiento en la mayoría de estas economías que están teniendo un ritmo rápido de vacunación.

Sin embargo, mientras algunas economías avanzan en la fase «post pandémica», nuevas oleadas de Covid-19 pesan sobre países como la India, Japón y gran parte de Sudamérica. África sigue en riesgo, dado el bajo nivel de penetración de las vacunas en el continente. Esperamos una nueva contracción económica en la India, y hemos rebajado nuestras previsiones de crecimiento en Japón. Entretanto, hay indicios de una mayor reticencia a las vacunas en algunas economías de Asia-Pacífico.

Nuestras previsiones económicas globales son sólidas: un crecimiento del 5,7% en 2021, del 4,8% en 2022 y del 3,4% en 2023, muy por encima de la tendencia. Pero las diferencias entre los primeros y los últimos en vacunarse, entre las economías desarrolladas y las emergentes, y entre los sectores manufacturero y de servicios, son temas clave.

La inflación global alcanza su punto máximo, pero prevalecen los riesgos al alza

Los tipos globales están siendo impulsados al alza por los fuertes precios de la energía, el vencimiento de los recortes fiscales y la reponderación de las cestas de inflación para reflejar los patrones de consumo del confinamiento. Los efectos de base son intrínsecamente temporales y deberían alcanzar su punto máximo en cuestión de meses.

Sin embargo, otros motores del reciente aumento de la inflación pueden resultar más persistentes. Los cuellos de botella, al chocar la demanda en rápida recuperación con las limitaciones de la oferta, están presionando al alza los precios de producción y de consumo de los bienes básicos. Es probable que esta tendencia se extienda a los precios del sector servicios a lo largo del año. Sin embargo, en nuestra hipótesis de base, estos efectos acabarán siendo temporales, a medida que la demanda vaya perdiendo fuelle y las limitaciones de la oferta vayan disminuyendo.

No creemos que se den las condiciones para un cambio en el régimen de inflación mundial más sostenido – que incluye expectativas de inflación prolongadas por encima del objetivo, una considerable capacidad de reserva y tolerancia de los bancos centrales a una inflación persistentemente superior al objetivo.

Evitar la austeridad fiscal

La política fiscal sigue siendo un importante viento de cola para algunas economías. En EE.UU., el plan de infraestructuras del presidente Joe Biden, que consta de dos partes, se financiará totalmente con impuestos, se modificará a medida que pase por el Congreso y el gasto se repartirá a lo largo de al menos ocho años. Sin embargo, este paquete debería representar una fuente importante y sostenida de apoyo neto a la economía.

Las economías europeas están a punto de desbloquear la financiación del fondo Next Generation EU, lo que las hará recuperar parte de terreno a medida que se modere el gasto interno, aunque el impulso será menor que en Estados Unidos. Sin embargo, en una serie de mercados emergentes, nos preocupa que una combinación de rendimientos más altos de los bonos y el miedo a las rebajas de calificación lleven a presupuestos de austeridad económicamente perjudiciales.

El endurecimiento de la política monetaria mundial está lejos

Aunque la política monetaria global sigue siendo flexible, al margen, los bancos centrales comenzarán a reducir el grado de flexibilización de sus políticas en los próximos años. La Reserva Federal ha empezado a «hablar de empezar a hablar» sobre la reducción de las medidas de estímulo, y creemos que reducirá las compras de activos a partir de principios de 2022 y subirá los tipos en la segunda mitad de 2023 (aunque hay cierto riesgo de que lo haga antes).

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra (y pronto el Banco Central Europeo) está reduciendo el ritmo de las compras de activos (sin cambiar la cantidad acumulada de compras), aunque la reducción real y las subidas de tipos siguen estando muy lejos. Por otra parte, las condiciones financieras chinas han vuelto a ser neutrales, pero no son excesivamente restrictivas.

Una recuperación mundial desigual está contribuyendo a la retirada de las políticas acomodaticias en muchos mercados emergentes. El aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU., junto con una mayor inflación, ha obligado a algunos bancos centrales a poner fin a los ciclos de flexibilización (por ejemplo, México y Sudáfrica), y a otros a subir los tipos de interés (por ejemplo, Brasil, Rusia y Ucrania). 

Menos riesgos políticos de primera línea, la fragmentación continúa

El cambio en la política exterior de la administración Biden ha reforzado las alianzas tradicionales de Estados Unidos, pero también ha ampliado las rivalidades. El conflicto geoestratégico entre EE.UU. y China, en particular, seguirá creando fisuras en la economía mundial.

En Europa, el resultado de las elecciones federales alemanas de este año podría marcar un profundo cambio económico y político, dado que los verdes alemanes deberían formar parte de la coalición de gobierno. En Reino Unido, una mayoría independentista en las elecciones escocesas significa que otro referéndum de independencia vuelve a estar en el punto de mira.

No hay que olvidar las colas

Nos parece más útil centrarnos en rangos y escenarios que en previsiones puntuales. Los escenarios a la baja -que implican una fuga de vacunas o la retirada prematura del apoyo político- pesarían sobre el crecimiento y la inflación. Pero el balance general de los riesgos en torno a nuestras previsiones es al alza.

La inflación podría ser más alta (pero el crecimiento más bajo) de lo que esperamos si las interrupciones de la cadena de suministro resultan ser más duraderas y se trasladan a los salarios y los precios. El crecimiento podría ser mayor (pero la inflación menor) si se evitan las cicatrices de la crisis.

Por último, una rápida reducción de los ahorros acumulados durante la pandemia impulsaría tanto el crecimiento como la inflación por encima de nuestras expectativas de base.

 

Equipo de Aberdeen Standard Investments

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Alberto Roldán, nuevo director de Inversiones de Metagestión

Alberto Roldán ficha por Metagestión como director de Inversiones y responsable de la estrategia de los seis fondos de inversión y el plan de pensiones que gestiona la firma. Roldán, con más de 25 años de experiencia en el sector financiero, ha desarrollado su carrera...

Schroders/ Perspectivas 2022: renta variable europea

Se espera que la sólida recuperación de la demanda respalde los precios de las acciones, al menos a principios de 2022 Europa se beneficia de contar con empresas líderes en el mercado de la tecnología "verde" y de otros sectores innovadores de rápido crecimiento...

Carlos Cerezo: “Lo más preocupante es la inflación americana”

Director de Inversiones de Belgravia Capital-Singular AM Desde el punto de vista de Carlos Cerezo, “estaríamos en un momento de expansión en donde los valores de crecimiento estructural alto, pero más bien cíclicos, lo deberían hacer mejor. Indica que “EE UU se...

Omicron: qué significa la nueva variante de Covid para los mercados

La nueva variante de Covid-19 B.1.1.529, u Omicron, identificada en el sur de África ha sido clasificada oficialmente como "variante preocupante" por la Organización Mundial de la Salud. Los contagios por Covid-19 habían repuntado en varios países, especialmente en...

EL PODCAST DE LOS INVERSORES

NEWSLETTER SEMANAL

Recibe los contenidos más relevantes en tu correo y no te pierdas nada.

Política de privacidad

You have Successfully Subscribed!