Última reunión del año de la Fed: ¿Duplicará el ritmo de reducción de compras?, ¿Anunciará subida de tipos?

por | 14 Dic 2021

Hoy arranca la última reunión del año de la FED, una reunión que estará marcada por una inflación cada vez menos transitoria y por la incertidumbre en los mercados sobre cuándo se producirán las primeras subidas de tipos de interés. En su discurso de mañana, tras la finalización de la reunión de dos días, Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal de EEUU, dará a conocer las decisiones tomadas por el FOMC.

En TIEMPO DE INVERSIÓN ompartimos comentarios de varias gestoras sobre qué esperar tras la última reunión de la FED de este año.

James McCann, Economista Jefe Adjunto, abrdn: «Esperamos que la Fed anuncie un ritmo más rápido de tapering».

Esta reunión consiste realmente en ver hasta dónde llega la nueva inclinación hawkish de Powell. Esperamos que la Fed anuncie un ritmo más rápido de tapering, que actuará como la principal señal de que la tolerancia del banco central a la inflación creciente se ha agotado. La finalización del tapering antes de tiempo también despeja el camino para que la Fed suba los tipos de interés antes. Como resultado, esperamos que la Fed señale que hará precisamente eso: subir los tipos tres veces sólo en 2022. Nada de esto debe hacer que los mercados se caigan de la cama.

Lo que va a ser más interesante es la señal que recibamos sobre hasta dónde podrían llegar los tipos de interés. Por el momento, los mercados esperan que la Fed deje de subir cuando los tipos alcancen alrededor del 1,5%, pero es probable que la Fed señale un tipo terminal más alto por un par de razones. En primer lugar, la mediana de los miembros del FOMC cree que los tipos de interés neutrales se sitúan en el 2,5%, lo que implica que es necesario un ciclo de endurecimiento mayor para retirar completamente la política acomodaticia. En segundo lugar, existe la posibilidad de que la Fed sienta la necesidad de impulsar la política por encima de este tipo de interés neutro, si teme que la alta inflación se está afianzando en la economía y necesita ser reprimida con más fuerza.

El presidente Powell podría intentar suavizar este mensaje destacando que no hay seguridad en el punto en el que los tipos tocarán sus máximos, y sobre todo en torno al resbaladizo concepto de los tipos de interés neutrales. Pero existe el riesgo de que los mercados huelan un error de política. La tensión financiera en torno a los episodios de endurecimiento de la Reserva Federal ha paralizado estas políticas en el pasado, aunque en entornos de inflación más benignos. El riesgo esta vez es que la Fed no sienta que puede dar marcha atrás, lo que llevaría a perturbaciones más agudas en el mercado.

François Rimeu, estratega senior de La Française AM: «Prevemos que la FED anuncie que duplica el ritmo de reducción de compras y prepare al mercado para subir los tipos en 2022″

En la reunión de política monetaria de esta semana esperamos que el FOMC anuncie una reducción acelerada del ritmo de compras de activos introducido en su anterior encuentro de noviembre, debido al fuerte crecimiento económico (oferta de mano de obra, crecimiento del gasto) y el aumento de la presión inflacionista.

Estas serán las claves de esta reunión:

La Reserva Federal (FED) anunciará que duplicará el ritmo de reducción de compras a 30.000 millones de dólares mensuales a partir de mediados de enero de 2022 (anteriormente había anunciado 15.000 millones de dólares). Esto conllevaría que el Quantitative Easing terminaría en marzo de 2022 (en lugar de junio de 2022 como se anunció con anterioridad)

Por consiguiente, en lo que respecta a los tipos de interés, el gráfico de puntos mostrará subidas de tipos más pronto: dos subidas el próximo año (0,625%) y cinco subidas más hasta 2024 (tres en 2023 hasta el 1,375% y dos subidas en 2024 hasta el 1,875%). La tasa de los fondos federales a más largo plazo se mantendrá sin cambios en el 2,5%

La declaración de política monetaria reflejará estos cambios. De acuerdo con las recientes declaraciones del presidente Powell, la FED dejará de calificar el aumento de la inflación como «transitorio». No obstante, Powell seguirá señalando que las presiones sobre los precios deberían remitir el próximo año. También hará hincapié en que el riesgo de una inflación persistentemente elevada podría amenazar la duración de la expansión económica y, por lo tanto, también supondría un riesgo sobre el empleo en el marco del doble mandato del Comité Federal de Mercado Abierto. También esperamos que el presidente Powell subraye que las futuras decisiones monetarias dependerán de los datos macroeconómicos

Esperamos que el Resumen de Proyecciones Económicas (SEP) indique un menor crecimiento en 2021 (del 5,9% al 5,5%), pero un mayor crecimiento del PIB en 2022 (del 3,8% al 3,9%) y un crecimiento sin cambios para 2023 y 2024 (del 2,5% y el 2,0%, respectivamente).

Esperamos que el comité revise sus previsiones de aumento de la inflación de los gastos de consumo personal (PCE), con proyecciones que pasan del 4,2% al 5,3% en 2021, del 2,2% al 2,4% en 2022 y se mantienen sin cambios en 2023 y en 2024, en el 2,2% y 2,1%, respectivamente

En resumen, esperamos que el presidente Powell prepare a los inversores para subir los tipos de interés en 2022 si la inflación sigue siendo elevada. Prevemos que destaque que la política de la FED continuará siendo flexible y que el calendario de subidas de tipos de interés dependerá de los datos. Hay muy poco margen para cometer errores de política, ya que los inversores ya están sopesando los posibles efectos de una política monetaria menos generosa. Esperamos una gran volatilidad, pero, al final, un resultado «prudente» del FOMC, subrayando el alto grado de incertidumbre.

David Norris, Head of US Credit, TwentyFour Asset Management: «La sensación de que la Fed va por detrás de la curva será difícil de cambiar».

Un aumento del tapering hasta 30.000 millones de dólares adelantaría el final de las compras de activos de junio de 2022 a alrededor de marzo, y no nos sorprendería ver a la Fed dar ese paso este miércoles. Los datos siguen cumpliendo muchos requisitos para que se lleve a cabo una política más ajustada, y creemos que la Fed valorará la flexibilidad para subir los tipos antes si lo considera necesario. El mercado descuenta actualmente una primera subida de tipos en junio, pero una reducción más rápida probablemente adelantaría esa expectativa. En cuanto a la reunión en sí, los inversores buscarán cualquier cambio significativo en los gráficos de puntos de la Fed, así como cualquier cambio en sus proyecciones de crecimiento e inflación. Como mínimo, esperamos que se acelere la reducción del volumen de compras mensuales (taper) y que la mediana de las previsiones puntuales sea algo mayor que la anterior.

¿Qué podría significar esto para los mercados?

En los bonos del Tesoro, la curva 2s-10s ya se ha aplanado, pasando de unos 100 puntos básicos antes de las declaraciones de Powell a unos 80 puntos básicos hoy. El mercado está empezando a descontar que la Fed realizará tres subidas de tipos en 2022, por lo que se podría argumentar que ya se está valorando una reducción del volumen de compras y una subida del precio del dinero más tempranas. El comentario de Powell sobre la retirada de la palabra transitoria se interpretó ampliamente como un cambio de postura, y en algunos sectores incluso como las primeras etapas de un «pivote de Powell» hacia un ciclo de endurecimiento más agresivo, por lo que inicialmente vimos que los diferenciales de crédito se ampliaron, no sólo en los mercados estadounidenses, sino en todo el mundo. Sin embargo, no podemos ignorar la aparición de la variante Ómicron de COVID-19 como un factor en esto. De hecho, con los recientes titulares que sugieren que Ómicron es potencialmente más contagiosa pero menos amenazante para la vida, y los datos preliminares que sugieren que las vacunas de refuerzo son efectivas contra ella, hemos visto un fuerte repunte de los diferenciales hacia los niveles anteriores.

Si miramos hacia 2022, creemos que uno de los mayores riesgos a los que se enfrentan los inversores el próximo año es que los bancos centrales se queden atrás. Una aceleración por parte de la Fed esta semana contribuiría claramente a abordar ese riesgo, pero desde hace algún tiempo los datos apuntan a una recuperación económica fuerte y cada vez más amplia en EE.UU. y, sin embargo, la Fed entrará en 2022 con tipos mínimos y compras de activos que todavía se contarán en decenas de miles de millones. La sensación de que la Fed está detrás de la curva será difícil de cambiar. Por supuesto, es muy difícil predecir a dónde llegarán los tipos en el transcurso de 2022, pero la dirección del viaje es claramente hacia la subida y, aunque las curvas de los gobiernos se han aplanado significativamente en el último par de semanas, los mensajes del banco central en las próximas reuniones serán determinantes.

Afortunadamente para los inversores, creemos que los fundamentales del crédito siguen siendo sólidos. Las tasas de impago en EE.UU. y Europa son extremadamente bajas, y los sólidos beneficios empresariales deberían seguir proporcionando un impulso positivo en la mayoría de las clases de activos. Nos sigue gustando el sector bancario y, en concreto, los bonos de nivel 1 adicional (AT1), que son una de nuestras principales selecciones para 2022. En nuestra opinión, los bancos han liderado la recuperación y han demostrado su resistencia durante la pandemia, al tiempo que han reforzado sus balances. Además, los bancos suelen ser más inmunes al aumento de la inflación que la mayoría de los sectores y tienden a beneficiarse de un entorno de subida de tipos. A continuación, pensamos que las obligaciones de préstamo garantizadas (CLO) europeas representan una de las mejores oportunidades de valor en la renta fija mundial en este momento. No sólo creemos que los rendimientos que se ofrecen aquí son atractivos, sino que los fundamentos crediticios deberían reforzar el rendimiento y, como activos de tipo variable, los CLO también deberían beneficiarse de un entorno de tipos al alza. Por último, otro sector que nos parece atractivo es el de la alta rentabilidad europea, especialmente dada la relativa estabilidad de su mercado de tipos subyacente (Bunds alemanes). Esperamos que los activos estadounidenses experimenten una buena cantidad de volatilidad relacionada con los bonos del Tesoro en 2022, mientras que la política y la orientación del BCE son tales que los tipos europeos parecen estar mejor anclados y deberían proporcionar una mejor base para la exposición al crédito.

Desde el punto de vista de la asignación de activos, el aumento de la volatilidad de los tipos que esperamos en 2022 nos alejaría de los tipos a largo plazo y nos llevaría a mantener los tipos a corto plazo únicamente con fines de liquidez. En nuestra opinión, un enfoque positivo en el crédito será mantener la duración relativamente corta, pero con suficientes activos de mayor rendimiento para ayudar a respaldar las carteras contra el riesgo de tipos. Los periodos de ampliación de los diferenciales en 2021 han demostrado ser una buena oportunidad para favorecer al crédito -la debilidad de las últimas dos semanas es un buen ejemplo- y esperamos que más nuevas caídas dentro del mismo ciclo generen oportunidades de compra a lo largo de 2022.

 

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Tres estrategias para vencer a la inflación con renta fija

La inflación fue el tema dominante en los mercados financieros en 2021 y creemos que es probable que vuelva a ser un importante factor para los rendimientos en 2022.  En su análisis anual de las perspectivas de inversión de 46 de los mayores bancos de inversión y...

El nuevo Silicon Valley: mercados asiáticos

Cualquier inversor que aborde el tema de los ETFs no puede ignorar el índice MSCI World. No es sólo por su alto perfil que este índice se abre paso en muchas carteras que buscan una amplia diversificación. Pero, ¿qué grado de diversificación ofrece realmente el MSCI...

Tiempo de Inversión TV