Criptoactivos, comportamiento y tendencias

por | 4 Ene 2022

Hace trece años, el tres de enero de 2009, una persona o un grupo de ellas, bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, creo la primera criptodivisa, la cual se ha convertido en la más famosa de todas, el Bitcoin –BTC-.  Desde entonces su popularidad ha crecido exponencialmente, tanto como su valor.  Se lanzaron en su inicio 50 BTC, hoy su valor es de 900.000 millones de dólares.

De todos los criptoactivos existentes en estos momentos, los más conocidos son las criptomonedas.  Fueron las primeras que basados en la tecnología blockchain, así como en una génesis disruptiva, llegaron a los inversores. La historia nos enseña que todo lo disruptivo nace con polémicas, en este caso también ha habido y sigue habiendo acaloradas posiciones y conversaciones sobre el tema.

Si damos un pequeño repaso a la evolución de algunas de estos nuevas divisas entenderemos que su rentabilidad es un atractivo sin igual, nos fijaremos para ello en el año que hemos dejado atrás.  La criptodivisa más conocida, algo menos de la mitad del mercado, el Bitcoin, acumula una rentabilidad en el pasado 2021 de un 80,0%.  La segunda más popular, Etherum, ha supuesto para sus compradores en este mismo año una revalorización de un 466,86%.  Por cierto y salvo equivocación la más rentable es Luna, token de Terra, en este caso la ganancia acumulada en el año es de un ¡13.788,88%!

Estas criptodivisas son inversiones arriesgadas, de alta volatilidad, pero existen algunas que presentan menores riesgos en cuanto a su variación, son aquellas que ligan su valor a una divisa, generalmente el dólar. En el caso de Stablecoin, ligada al dólar, presenta una revalorización más modesta del 10,0%; una revalorización semejante al Tether, igualmente referenciado al dólar.

No es de extrañar, como comprenderán, ante las cifras referidas que las criptodivisas acaparen la atención de muchas personas.  Su popularidad va en aumento y pueden convertirse, sino se han convertido ya, en un activo de inversión alternativo a incorporar a las carteras patrimoniales de las personas.  A día de hoy existen diversas fórmulas de inversión ya sea adquiriendo las mismas, a través de futuros, incluso de algunos fondos de inversión o similares –hedge funds- que comienzan a existir.  El tiempo como siempre nos dará una visión de su recorrido, ahora bien hoy por hoy es centro de atención e interés de muchas personas.

Las autoridades son conscientes de la penetración que están teniendo, van dándose cuenta de la presencia de estos activos y como poco a poco se van popularizando.  Precisamente una de las críticas que siempre surgen y que recogimos en nuestras newletters habituales era la inseguridad en cuanto a su regulación.  En este sentido y al finalizar el pasado 2021 hemos tenido conocimiento que desde Bruselas se está trabajando en una regulación europea, MiCA, acrónimo de Markets in Crypto-Asset.  Algunos países ya están incorporando en su legislación medidas sobre estos activos, caso de Francia o Alemania.

Por cierto la intención de Bruselas es sacar la normativa como norma europea y no directiva, por tanto su aplicación será de aplicación directa, si bien  como el régimen sancionador y el de supervisión, entre otras residirá en los países.

Aquí en España por parte de la Agencia Tributaria también se ha aclarado su régimen tributario, la compraventa de estos activos tributa como ganancia o pérdida patrimonial sin que exista ninguna cláusula de aplicación de pérdidas, como es el caso por ejemplo de las acciones.  De acuerdo con los medios de comunicación, se está trabajando aquí en establecer controles de registro de operaciones e información sobre las operaciones que se realizan por parte de los brokers nacionales.  Nos atrevemos además a señalar que seguro que el SEPBLAC, Servicios de Prevención y Blanqueo de Capitales, le prestará una enorme atención.

Todos estos desarrollos legales, fiscales y de control deben contribuir muy positivamente a solucionar una de las grandes críticas a estos nuevos activos, el de su inseguridad legal.

Las ciberdivisas es el aspecto más pujante y conocido de los criptoactivos, sin embargo con mucha probabilidad, vamos a tener que convivir con nuevos desarrollos, tipologías y popularidad de estos nuevos activos.  Un ejemplo, no el único son los Non-Fungible Token, NFT por su acrónimo,  en castellano un token no fungible.

A pesar de la controversia y apasionamiento sobre estos activos, desde Bernal & Sanz Bujanda, pensamos que no se puede ignorar a este nuevo tipo de inversión.  Mantenemos, por supuesto, nuestra opinión de tener claro el conocimiento de estas operaciones, el riesgo que conllevan y las repercusiones financieras, legales y de regulación que estas nuevas inversiones tienen en el patrimonio de las personas físicas, pero hay que tener en cuenta que independientemente de lo anterior, no hay que ir en contra de la demanda social de ahí que apoyemos cualquier actuación en materia de divulgación y formación sobre estos activos.

Como dijo Sócrates: “Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.”

 

Miguel A. Bernal Alonso & David Sanz Bujanda.

Bernal & Sanz Bujanda. Despacho Patrimonial Privado

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Tiempo de Inversión
Proyecto especializado en la divulgación del ahorro y la inversión, el fomento del asesoramiento profesional y el seguimiento de la actualidad de los principales activos (renta variable, renta fija, materias primas, y más) y vehículos de inversión y financiación (fondos de inversión, capital riesgo, socimi, direct lending, etc) con el objetivo de ayudar a los inversores a tomar mejores decisiones en relación a su patrimonio. ¿Quieres anunciarte con nosotros?

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros artículos, vídeos y podcast en tu correo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La venganza de la cadena de suministro

La venganza de la cadena de suministro

IMPACTO: Nuestro índice del "impacto" en la cadena de suministro global ha bajado un 22% desde sus máximos de abril, con descensos en los precios de los chips de ordenadores DRAM (31% desde el pico), el flete en contenedores (-17%) y a granel (-62%). Esto coincide con...