Signo alcista generalizado en la Eurozona y EEUU tras la reunión de la Reserva Federal

por | 23 Sep 2021

 

Por tercera jornada consecutiva, los principales mercados de renta variable a nivel global continúan con predominio del signo positivo. Esta tendencia se ha visto apoyada por las declaraciones de la Reserva Federal de EEUU sobre la futura orientación de su política monetaria, que se han mantenido en línea con las proyecciones del consenso del mercado, al mismo tiempo que los inversores evalúan las últimas noticias en torno a la crisis de la inmobiliaria china Evergrande Group.

En concreto, ayer el presidente de la Fed, Jerome Powell, declaró que el banco central podría comenzar a reducir el ritmo de compras de activos a partir de su próxima reunión (2-3 de noviembre) y completar el proceso a mediados de 2022 si la economía estadounidense continúa avanzando hacia sus objetivos de inflación y empleo. No obstante, no descartó esperar más si fuera necesario y enfatizó que el tapering no implicaría una señal directa sobre el momento de realizar la primera subida de tipos de interés oficiales. En este sentido, afirmó que no se espera que la Reserva Federal comience a incrementar los tipos hasta después de completar el proceso de reducción de compras de bonos.

Adicionalmente, los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto actualizaron sus proyecciones trimestrales de tipos de interés (dot plot), mostrando una división de opiniones respecto a la posibilidad de realizar al menos un movimiento al alza del tipo de interés oficial el próximo año según la estimación mediana. En la anterior reunión de junio, la proyección mediana señaló que no se producirían aumentos de la tasa hasta 2023.

Todo ello en un contexto en el que la Reserva Federal ha revisado significativamente al alza su previsión de inflación en 2021 a un 4,2% anual (vs. 3,4% anual anterior) ante las elevadas presiones inflacionistas a corto plazo, proyectando que en los dos próximos años se sitúe en un 2,2% anual. Paralelamente, ha reducido en 0,9 pp su proyección de crecimiento del PIB de la economía estadounidense a un 5,9% anual este año (vs. 7,0% anual estimado en junio) ante el impacto de la expansión de la variante delta durante los meses de julio y agosto. Una previsión que se sitúa en línea con el último escenario de la OCDE de un avance de un 6,0% anual frente a un 6,9% proyectado anteriormente.

Tras el comunicado de la Fed, hoy los datos preliminares de los PMI de IHS Markit han constatado la ralentización de la expansión de la economía estadounidense por cuarto mes consecutivo. En septiembre, su evolución se ha visto lastrada por la caída tanto del indicador del sector manufacturero como de las expectativas del sector servicios, en una coyuntura marcada por el impacto de la variante delta del covid-19, las interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de mano de obra, entre otros factores.

Por otro lado, también se ha conocido que las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU aumentaron por segunda semana consecutiva hasta 351.000 peticiones. Una evolución que contrasta con las estimaciones del consenso del mercado que proyectaban una moderación, lo que aumenta la incertidumbre sobre la senda de recuperación del mercado laboral estadounidense a corto plazo.

En este entorno, la sesión bursátil ha comenzado con referencias positivas de los principales índices de la región Asia-Pacífico, liderados por el Sensex indio (+1,63%), el ASX 200 australiano (+1,38%) y el Hang Seng de Hong Kong (+1,19%). Por su parte, el Shanghai Composite ha mostrado un avance más moderado de un 0,38%, mientras que el Kospi surcoreano ha retomado la cotización tras el festivo de ayer retrocediendo un 0,41%. En Japón, su bolsa ha permanecido cerrada por festivo.

Siguiendo la estela de las bolsas asiáticas, los principales índices de la Eurozona han registrado repuntes de en torno a un 1%. El IBEX 35 español ha subido un 0,78%, ligeramente por debajo de los avances del DAX 40 alemán (+0,88%) y el CAC 40 francés (+0,98%). En contraste, fuera de la zona monetaria europea el FTSE 100 británico ha registrado variaciones poco significativas tras la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra y el elevado movimiento al alza de sus tipos de interés de la deuda soberana, cerrando con un ligero descenso de un 0,07%.

En España, el IBEX 35 ha encadenado su tercera sesión consecutiva al alza, aproximándose al nivel de 8.900 puntos. En concreto, su cotización se ha incrementado en 68,5 puntos respecto a ayer hasta 8.877 puntos en una jornada en la que únicamente siete valores han cerrado en negativo. Ha destacado especialmente la caída de los valores turísticos, encabezados por Aena (-1,63%) e IAG (-0,94%). En terreno alcista, cinco entidades bancarias se han situado entre los diez valores con mayor revalorización apoyadas en la positivación de la pendiente de las curvas de tipos de la deuda soberana en la Eurozona, liderados por Banco Santander (+2,99%) y BBVA (+2,81%).

Respecto a la renta variable de EEUU, el S&P 500 muestra un movimiento al alza superior al de las bolsas europeas, subiendo un 1,23%. Por su parte, la cotización del Nasdaq Composite aumenta un 0,89%.

Renta fija

En un contexto marcado por la reunión de tipos de interés de los miembros de la Reserva Federal (Fed) y el Banco de Inglaterra (BoE), los inversores han decidido reducir su exposición al mercado de renta fija soberana, especialmente en la parte larga de las curvas de tipos de interés (positivación de la pendiente).

Las crecientes presiones inflacionistas a nivel global, entre las que destacan las interrupciones en la cadena de suministro y la subida de los precios de las materias primas, ha influido en que los banqueros centrales hayan mostrado una posición más favorable sobre la reducción de estímulos que la inicialmente prevista.

En concreto, esta tendencia se ha visto reforzada por el significativo aumento por parte de la Fed de su estimación de inflación en 2021 en 0,8 pp hasta un 4,2% anual, proyectando una moderación posterior a un 2,2% anual en 2022 y 2023. Por su parte, el BoE prevé, según su escenario de agosto, que el crecimiento del IPC de Reino Unido alcance un 4% anual este año. Estas revisiones al alza de la inflación contrastan con las estimaciones a la baja del PIB tanto de EEUU como de Reino Unido en 2021 ante el impacto negativo de la variante delta del coronavirus y la escasez de componentes sobre la recuperación económica.

En esta coyuntura, la Reserva Federal ha indicado que si la economía estadounidense continúa progresando hacia sus objetivos de máximo empleo y estabilidad de precios, considerará “pronto” una reducción del ritmo de compra de activos, que inicialmente se espera que se anuncie en noviembre. Por su parte, el Banco de Inglaterra ha mostrado una posición aún más dura¸ afirmando que las presiones inflacionistas han reforzado la tesis de que podría ser necesario un tono menos acomodaticio de la política monetaria en los próximos meses, abriendo la puerta a un repunte de las tasas oficiales.

Así, en la Eurozona, los avances de yield en la parte larga de la curva de tipos de interés han sido ligeramente más elevados en los países con mayor calificación crediticia. En concreto, la TIR del bono alemán a 10 años ha repuntado 6,6 pb hasta un -0,260% y la del bono francés a 10 años 6,4 pb a un 0,072%.

Por su parte, el rendimiento del bono español a 10 años ha aumentado 6,3 pb a un 0,373% y el del bono italiano a 10 años 5,6 pb a un 0,719%.

Fuera de la zona monetaria europea, en Reino Unido se han registrado elevados repuntes de yield de forma homogénea a lo largo de la curva de tipos de interés. Es decir, no se ha registrado una positivación de la pendiente de la curva de tipos una vez que los de corto plazo han aumentado en un rango similar a los de vencimientos a largo plazo, manteniendo la pendiente sin cambios significativos. Esto se debe, a priori, al mensaje del BoE más proclive a elevar sus tipos de interés oficiales, lo que ha provocado el aumento de las TIRes a corto plazo. Así, la rentabilidad de su bono a 2 años ha aumentado 10,4 pb a un 0,377% y la de su referencia a 10 años 10,9 pb a un 0,905%.

Por otro lado, el rendimiento del bono estadounidense a 10 años a cierre de los mercados europeos aumenta 9,9 pb hasta un 1,399%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

El repunte del apetito por el riesgo de los inversores observado en los mercados de renta variable se ha traducido también en una mayor exposición al mercado de petróleo, que registra a cierre de la sesión europea ganancias de en torno a un 1,5%.

La tendencia alcista de los precios del crudo se vio reforzada ayer por los últimos datos de inventarios de EEUU, que mostraron una nueva reducción de las existencias a medida que continúan recuperándose la movilidad y la actividad socioeconómica. En este sentido, las reservas de crudo se han reducido en las últimas siete semanas según la Agencia de Información de la Energía estadounidense, situándose en mínimos desde octubre de 2018.

Adicionalmente, la depreciación del dólar contribuye a aumentar el atractivo de las materias primas cotizadas en la divisa estadounidense como el petróleo.

En este contexto, el precio del petróleo Brent repunta nuevamente por encima de 77 dólares por barril, subiendo un 1,23% hasta 77,13 dólares por barril. Al mismo tiempo, el WTI (de referencia en EEUU) se revaloriza un 1,58% y alcanza 73,37 dólares por barril.

Por otro lado, el oro extiende sus caídas de ayer y pierde un 1,02%, retrocediendo a 1.750 dólares por onza. En contraste, la plata mantiene su cotización prácticamente estable en torno a 22,7 dólares por onza (-0,03%), mostrando una tendencia similar a la del platino, cuyo precio se mantiene en 999,5 dólares por onza (-0,04%) tras dos jornadas consecutivos al alza.

En el mercado de divisas, el dólar se deprecia un 0,43% en su cruce frente a la divisa de la Eurozona, revirtiendo su tendencia de ayer y situándose en torno a 1,174 dólares por euro. A su vez, el Dollar Index cae ligeramente por debajo de 93,1 puntos (-0,43%).

 

Fátima Herranz,  analista de Singular Bank. 

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Singular Bank adquiere el negocio de banca privada de UBS en España

Singular Bank ha llegado a un acuerdo con UBS para adquirir la unidad de banca privada doméstica en España y las operaciones de gestión de patrimonios del banco suizo en España. Como parte de la transacción, ambas entidades han acordado desarrollar una colaboración...

#ExpoAif21!! Últimas novedades financieras y de fomento empresarial

Si algo ha puesto de relieve la crisis sanitaria actual son los problemas de recapitalización y refinanciación de las empresas, especialmente de las pymes. Tenemos muchas empresas y particulares pasando por momentos financieros complicados a causa de la situación...

Focos de atención en los mercados

Iván Díez, socio director de Lonvia Capital, sitúa en esta entrevista con TIEMPO DE INVERSION, los diferentes focos de atención existentes en los mercados. Y cómo la filosofía de inversión de Lonvia Capital, gestora especializada en pequeñas y medianas compañías,...

NEWSLETTER SEMANAL

Recibe los contenidos más relevantes en tu correo y no te pierdas nada.

Política de privacidad

You have Successfully Subscribed!