El precio actual del oro no refleja los riesgos a los que se enfrentan los inversores

por | 7 Jul 2021

Los inversores creen lo imposible, lo que hace retroceder al precio del oro

El precio actual del oro no refleja los riesgos a los que se enfrentan los inversores

Desde su precio récord el 6 de agosto de 2020, el precio del oro ha disminuido un 14 por ciento a 1.750 USD/oz. Este es sin duda un desempeño bastante decepcionante, especialmente dado un aumento de aproximadamente el 27 por ciento en el S&P 500, una oferta monetaria en fuerte expansión y una creciente inflación de los precios de los bienes básicamente en todos los ámbitos. Parece haber dos factores interrelacionados que han demostrado ser un lastre para el precio del oro (y la plata, para el caso): las tasas de interés y la «red de seguridad» que la Reserva Federal (Fed) ha puesto bajo los mercados financieros.

Como muestra el gráfico, las tasas de interés estadounidenses a largo plazo comenzaron a subir desde alrededor de julio de 2020 hasta marzo de 2021. Esa subida estuvo acompañada de una caída en el precio del oro. La razón parece ser sencilla: los rendimientos más altos representan mayores costos de oportunidad de mantener el oro. Como resultado de los rendimientos (algo) más altos, la demanda de oro y el precio del oro cayeron. Cuando los rendimientos comenzaron a disminuir a partir de marzo de 2021, el precio del oro se recuperó, ya que la tenencia de oro se volvió más atractiva desde la perspectiva de un inversor, lo que llevó a un precio del oro más alto.

Cuando el presidente de la Fed, Jerome J. Powell, anunció el 16 de junio de 2021 que el banco central podría adelantar sus primeras subidas de tipos de interés de 2024 a 2023, los rendimientos estadounidenses volvieron a subir. Pero sólo un poco. Por ejemplo, el rendimiento a 2 años subió a 0.26 por ciento desde el 0.165 por ciento anterior. Sin embargo, el aumento de los rendimientos fue suficiente para desalentar a aquellos inversores que habían apostado por una continuación, si no una intensificación, de la política inflacionaria de la Fed. La perspectiva de la política de endurecimiento de la Fed (¡en dos años!) envió el precio del oro hacia el sur.

¿Es probable que la Fed realmente ajuste la política monetaria? Para responder a esta pregunta, tenemos que centrar nuestra atención en la «red de seguridad» de la Fed. Es «invisible», pero es real: la Fed ha dado a los mercados financieros –explícita o implícitamente– la promesa de evitar cualquier nueva crisis y apuntalar el sistema emitiendo cualquier cantidad de crédito y dinero que se considere necesaria. Esto ha reducido la aversión al riesgo de los inversores. Como resultado, los inversionistas asumen riesgos adicionales en los mercados de acciones, bonos y vivienda y requieren una compensación de riesgo relativamente baja.

Al mismo tiempo, las expectativas de inflación de los inversionistas se han mantenido relativamente moderadas – a pesar de los últimos picos muy fuertes en los precios de muchas materias primas, productores y bienes de consumo. De hecho, hay pocas señales que sugieran que los inversores están a punto de huir de las monedas fiduciarias; o que están perdiendo la confianza en la voluntad y la capacidad de los bancos centrales para preservar el poder adquisitivo de sus monedas fiduciarias. En otras palabras: los inversores creen que los bancos centrales podrán hacer lo imposible.

Sin embargo, hacer lo imposible es imposible. Por supuesto, los bancos centrales pueden defenderse de otra crisis crediticia emitiendo dinero nuevo. También pueden preservar el poder adquisitivo del dinero al dejar de imprimir cantidades cada vez mayores de dinero, lo que conduciría al colapso del sistema de moneda fiduciaria. Sin embargo, con el tiempo, los bancos centrales no pueden lograr ambos objetivos. El movimiento de los precios en los mercados financieros, sin embargo, sugiere que los inversores siguen confiando mucho en la omnipotencia de los bancos centrales.

Para abreviar una larga historia, creemos que el precio actual del oro no refleja adecuadamente los verdaderos riesgos a los que se enfrentan los inversores en este sistema económico y monetario, riesgos que tarde o temprano se tendrán en cuenta en la evaluación de riesgos de los inversores. Es difícil decir dónde se negociará el precio del oro a corto plazo (es decir, en los próximos meses y trimestres), pero confío bastante en que será mucho mayor a medio y largo plazo, es decir, en uno o dos años. Así que para los inversores a largo plazo, el precio actual del oro es algo así como una ganga.

Informe quincenal Degussa Markt Report

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Manuel Tortajada
Periodista económico-financiero con más de 30 años de experiencia en prensa escrita y radio. En la actualidad produce, presenta y dirige Tiempo de Inversión. En los últimos 20 años ha desarrollado su carrera profesional en el Grupo Intereconomía y El Nuevo Lunes, como responsable de Bolsa. Con anterioridad trabajó Interviú, La Gaceta y Antena 3 Radio.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros artículos, vídeos y podcast en tu correo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Crece la demanda global de oro y China incrementa su producción un 14%

Crece la demanda global de oro y China incrementa su producción un 14%

China, el mayor consumidor mundial de oro, aumentó su producción del metal precioso más de un 14% durante el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2021. El gigante asiático produjo entre enero y junio de 2022 casi 175 toneladas de oro, según...

Oportunidades: Buscando la resiliencia en tiempos de volatilidad

Oportunidades: Buscando la resiliencia en tiempos de volatilidad

Los mercados mundiales de renta variable siguen siendo volátiles debido a que la guerra en Ucrania continúa elevando los costes de la energía y alimentando la inflación, lo que acelera las expectativas de subidas de los tipos de interés. Las pérdidas han sido...