El próximo presidente de EE.UU., Joe Biden, se caracteriza por un estilo menos polémico que su antecesor, lo que probablemente reducirá el conocido como “riesgo de los titulares” y hará que los inversores mundiales vuelvan a centrarse en las fortalezas fundamentales...