GameStop y la necesidad de más ASG

por | 2 Feb 2021

Los inversores en bonos tienen el potencial de tener un gran impacto en materia de ASG

El reciente y alocado comportamiento de las acciones de GameStop deja entrever un profundo sentimiento de rechazo al establishment y pone de manifiesto, una vez más, que los mercados financieros están inmersos en un cambio de paradigma, transitando desde la avaricia de los beneficios a la maximización de los beneficios en materia de ASG. Algo que se ve respaldado por el fuerte crecimiento de las soluciones de inversión ASG, que evidencia el hecho de que los inversores están buscando tener un verdadero impacto. Mientras que los mercados de renta variable han acaparado gran parte del protagonismo de la inversión de impacto, los mercados de renta fija se han puesto al día con grandes volúmenes de emisiones de bonos verdes. Sin embargo, los bonos verdes siguen siendo un nicho relativamente pequeño para asegurar la financiación de proyectos sostenibles, mientras que el vasto ámbito de los mercados de renta fija en general se subestima a menudo como un lugar poderoso para empujar a los emisores soberanos y corporativos a implementar el cambio ASG. Si bien el engagement es un área que aún tiene espacio para madurar en la renta fija, hay poderosos mecanismos de fijación de precios en juego en los mercados primarios y secundarios de renta fija que los inversores en bonos pueden utilizar para tener un impacto tangible en materia de ASG.

Golpear donde duele

La percepción común es que el impacto va de la mano del poder, por lo que influir en la gestión de las empresas tiende a considerarse un privilegio de los inversores en renta variable. Mientras que los inversores en renta variable son propietarios con derecho a voto, los inversores en renta fija son meros prestamistas de capital que tienen menos influencia en las decisiones de la dirección. Aunque es correcta, esta opinión ignora que los inversores en renta fija son proveedores de capital, cuyas convicciones se reflejan en los precios del mercado y en las valoraciones de los bonos, que determinan el coste del capital de una empresa. A medida que la ASG madura en la inversión en bonos y los inversores practican cada vez más la integración estos factores en sus procesos de selección de bonos, unos malos titulares en referencia a las ASG obligarán a una empresa a pagar más por sus bonos. Esto se debe a que los inversores de bonos conscientes de la ASG comenzarán a evitar a aquellas empresas que infrinjan estos factores, lo que hará que baje el precio de los bonos y aumente el rendimiento.

Ahora bien, los críticos podrían decir que la verdadera acción tiene lugar en los mercados primarios, donde se asigna el capital, y no en los mercados secundarios, donde sólo cambia de manos. Sin embargo, esto sólo es cierto en parte en los mercados de renta fija. Con muy pocas excepciones, las empresas y los gobiernos son emisores en serie que recurren al mercado repetidamente para refinanciarse. Esto significa que renuevan su deuda y que cualquier emisión primaria se valora fuera del mercado secundario. Por lo tanto, si una empresa tiene un historial cuestionable en materia de ASG, es probable que los inversores desconfíen de los riesgos asociados. En consecuencia, es probable que exijan un mayor rendimiento de los bonos del emisor en el mercado secundario, lo que tiene un efecto directo en el mecanismo de fijación de precios de las nuevas emisiones en el mercado primario. Un mayor rendimiento se traduce en un mayor gasto de intereses, que golpea a la empresa donde más le duele: el balance final.

El Engagement tiene espacio para madurar en la renta fija

El engagement ha saltado a la fama gracias a los beligerantes inversores de renta variable que obligan a las empresas a actuar con el objetivo de eliminar los puntos débiles evidentes en beneficio de la maximización del valor para el accionista. En la inversión en renta fija, se trata de un asunto menos importante. Sin la opción del voto por delegación, el poder de los inversores en renta fija para comprometerse con los emisores es más bien implícito que explícito, y debe desarrollarse más para cobrar todo el impulso necesario para provocar el cambio. Como proveedores de capital, los inversores en bonos tienen acceso directo a la dirección de la empresa y a los funcionarios del gobierno y pueden plantear cuestiones polémicas y abordar posibles deficiencias; cuanto mayor sea la cuota de bonos que posean los inversores, mejor, por supuesto. Sin embargo, para evitar que se les dé una respuesta tan pulida como suelen hacer los relaciones públicas, se requiere una acción más colectiva por parte de los inversores en bonos, que tienden a unirse sólo en el caso de impagos y reestructuraciones de deuda. La buena noticia es que, a la luz del rápido avance de la ASG, podría ser sólo cuestión de tiempo hasta que los inversores en bonos encuentren un foro común para presionar a los emisores sobre las preocupaciones ASG, sobre todo porque, en última instancia, la mejora de estas cuestiones puede tener una relación directa con la calidad del crédito.

Cómo pueden los inversores en bonos incentivar a los rezagados en ASG para que mejoren

Así pues, los inversores en bonos tienen bastante influencia. Esto conlleva una responsabilidad, ya que dejar atrás a las empresas de bajo rendimiento en materia de ASG, aunque estén subiendo de nivel, excluyéndolas de un universo invertible, les impediría obtener financiación si no se producen más avances. Hay dos aspectos que pueden evitar que esto ocurra:

1.- Los mecanismos del mercado incentivarán a los emisores a mejorar en materia de ASG. Como se ha descrito anteriormente, los emisores de bajo rendimiento en esta materia que no estén dispuestos a cambiar serán, probablemente, penalizados por el mercado a través de un mayor rendimiento. Por el contrario, los rezagados en materia de ASG probablemente verán cómo sus costes de financiación disminuyen con el tiempo a medida que avanzan en materia de ASG, mientras que los inversores se benefician de las ganancias de capital a medida que los precios de los bonos aumentan. Se trata de una situación en la que todos ganan, lo que incentivará a las empresas a seguir el ejemplo de sus pares más exitosos. Al mismo tiempo, se anima a los inversores a buscar emisores que estén en una trayectoria positiva en materia de ASG para cosechar los beneficios asociados al potencial de reducción de los diferenciales que estos emisores albergan.

2.- Los requisitos previos para que esto funcione son un enfoque flexible para la construcción de carteras y un profundo análisis bottom-up sobre los emisores individuales. Una vez identificados los emisores con un potencial de mejora en materia de ASG, una opción es optar por una estrategia activa que tenga como objetivo mantener la puntuación general de ASG de la cartera en un nivel alto, lo que permite incluir los emisores rezagados, aunque con una ponderación menor. Estas ponderaciones son el resultado de la práctica actual en materia de ASG y de los signos de mejora o declive. De este modo, las empresas rezagadas en este tipo de factores que están mejorando pueden asegurar la financiación de sus operaciones y la liquidez de sus bonos, mientras que la calidad general de la cartera se mantiene protegiendo al inversor de riesgos innecesarios.

La ASG no cuesta más

Si se hace bien, la inversión en ASG puede batir al mercado, desafiando a los que descartan la ASG como un asunto costoso que resta rentabilidad a la cartera. En los mercados emergentes, hay pruebas sólidas de ello. Una simple comparación de dos índices de bonos soberanos de mercados emergentes muestra que la versión ASG superó a la versión no ASG el año pasado.  Esto sólo capta el efecto beta, mientras que cualquier impacto de la gestión activa que potencialmente mejore la rentabilidad sigue sin tenerse en cuenta. Un gestor de bonos activo que sepa explotar los precios erróneos y las ineficiencias del mercado, seleccionar los bonos de forma ascendente y diferenciar entre los rezagados dispuestos y no dispuestos a cambiar tiene el potencial de añadir alfa a la beta positiva de los emisores ASG. Por lo tanto, no hay razón para suponer que los gestores de inversiones deban correr el riesgo de faltar a su deber fiduciario hacia sus clientes si apuestan por la ASG. De hecho, la gestión de la renta fija ASG puede ser una valiosa fuente de rendimientos que impulse el resultado final de la cartera.

Simon Lue-Fong, Director de Renta Fija de Vontobel AM

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Alberto Roldán, nuevo director de Inversiones de Metagestión

Alberto Roldán ficha por Metagestión como director de Inversiones y responsable de la estrategia de los seis fondos de inversión y el plan de pensiones que gestiona la firma. Roldán, con más de 25 años de experiencia en el sector financiero, ha desarrollado su carrera...

Schroders/ Perspectivas 2022: renta variable europea

Se espera que la sólida recuperación de la demanda respalde los precios de las acciones, al menos a principios de 2022 Europa se beneficia de contar con empresas líderes en el mercado de la tecnología "verde" y de otros sectores innovadores de rápido crecimiento...

Carlos Cerezo: “Lo más preocupante es la inflación americana”

Director de Inversiones de Belgravia Capital-Singular AM Desde el punto de vista de Carlos Cerezo, “estaríamos en un momento de expansión en donde los valores de crecimiento estructural alto, pero más bien cíclicos, lo deberían hacer mejor. Indica que “EE UU se...

Omicron: qué significa la nueva variante de Covid para los mercados

La nueva variante de Covid-19 B.1.1.529, u Omicron, identificada en el sur de África ha sido clasificada oficialmente como "variante preocupante" por la Organización Mundial de la Salud. Los contagios por Covid-19 habían repuntado en varios países, especialmente en...

EL PODCAST DE LOS INVERSORES

NEWSLETTER SEMANAL

Recibe los contenidos más relevantes en tu correo y no te pierdas nada.

Política de privacidad

You have Successfully Subscribed!