Tendencia a la baja en las principales bolsas mundiales; el IBEX 35 pierde un 0,51%

por | 10 Ene 2022

Continuando con la tendencia a la baja predominante a finales de la semana pasada en las bolsas europeas y de EEUU, hoy se extiende la toma de beneficios en los principales mercados de renta variable a nivel global. Una evolución liderada por las acciones del sector tecnológico, lastradas por el repunte de los rendimientos de la deuda soberana a máximos pre-pandemia.

Las crecientes tasas de inflación en las economías avanzadas, situándose significativamente por encima de los niveles objetivo de los principales bancos centrales y en máximos de las últimas décadas, siguen centrando uno de los principales focos de atención del mercado. En este sentido, este próximo miércoles se publicará el dato de IPC de diciembre en EEUU, proyectando el consenso del mercado que pueda elevarse un 7% anual (vs. 6,8% el mes anterior). En el caso de la Eurozona, la estimación preliminar de Eurostat reflejó una inflación de un 5% anual en el último mes de 2021, su mayor nivel desde que entró en circulación la moneda única europea. Todo ello en un entorno marcado fundamentalmente por el encarecimiento de la energía y las materias primas y por los problemas en las cadenas de suministro.

Esta coyuntura aumenta las expectativas de que los principales bancos centrales sigan endureciendo el tono de su política monetaria a corto plazo, especialmente en EEUU. Tras acelerar la Reserva Federal en diciembre el ritmo de retirada de sus estímulos, el programa de compra de bonos finalizaría en marzo de 2022, abriendo la puerta a que se produzca antes de lo previsto la primera subida de tipos de interés oficiales del organismo estadounidense desde que comenzó la pandemia. Entre las autoridades monetarias del G7, hasta el momento únicamente el Banco de Inglaterra ha realizado este movimiento.

Junto a las tensiones inflacionistas, también se mantiene una elevada la incertidumbre sobre la propagación de la variante ómicron del covid-19 a nivel mundial, no sólo ante los mayores niveles de presión hospitalaria sino también por su impacto en la actividad socioeconómica y sus posibles implicaciones sobre los precios y las cadenas de valor. En este sentido, algunas compañías están sufriendo interrupciones en sus operaciones debido a las bajas laborales. Al mismo tiempo, persisten restricciones de movilidad y medidas de distanciamiento social en algunas regiones de Europa y Asia, destacando las adoptadas por las autoridades chinas de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno.

El incremento del grado de volatilidad en el mercado se ha visto reflejado en el significativo repunte de los indicadores VIX tanto del Euro Stoxx 50 (+9% a cierre de la sesión europea) como especialmente del S&P 500 (+18%), situándose en máximos de las últimas tres semanas.

En contraste con las caídas generalizadas de en torno a un 1% en las bolsas de Europa y EEUU, los mercados bursátiles de la región Asia-Pacífico han registrado variaciones moderadas, a excepción del Kospi surcoreano (-0,95%). El Nikkei 225 japonés y el ASX 200 australiano se han mantenido prácticamente planos (-0,03% y -0,08%, respectivamente), mientras que el Shanghai Composite chino ha subido un 0,39%, el Hang Seng hongkonés un 1,08% y el Sensex indio un 1,09%.

Entre las bolsas europeas han destacado los retrocesos del CAC 40 francés (-1,44%) y el DAX 40 alemán (-1,13%), frente a los descensos más moderados del IBEX 35 español (-0,51%) y del FTSE 100 de Reino Unido (-0,53%).

En España, el IBEX 35 ha encadenado su cuarta sesión consecutiva a la baja, perdiendo un 0,51% hasta 8.707 puntos. Entre sus componentes, los descensos más significativos se han concentrado en Fluidra y Cellnex Telecom (-5,56% y -5,32%, respectivamente). En terreno alcista han destacado Telefónica (+2,94%) y CaixaBank (+2,36%).

Por otro lado, entre los principales índices bursátiles de EEUU la mayor caída de las acciones del sector tecnológico ha lastrado en mayor medida la evolución del Nasdaq Composite (-2,11%). A su vez, el S&P 500 cede un 1,54% a cierre de la sesión europea.

Renta fija

Los rendimientos de los bonos continúan repuntando a nivel global a medida que los inversores reducen su exposición en los mercados de deuda soberana, presionando a la baja los precios.

El predominio de las ventas, continuando con la tendencia de finales de 2021, se enmarca en una coyuntura de persistencia de elevados niveles de inflación. Una situación que ha llevado a los principales bancos centrales a acelerar la normalización de su política monetaria, aumentando las expectativas sobre la primera subida de tipos de interés de la Reserva Federal estadounidense. En diciembre, el Banco de Inglaterra se convirtió en la primera autoridad monetaria del G7 en subir su tipo de interés oficial desde que comenzó la pandemia. Al mismo tiempo, la Fed de EEUU aumentó el ritmo de retirada de sus estímulos monetarios (proceso de tapering), y el BCE confirmó el fin del PEPP (Pandemic Emergency Purchase Programme) en marzo de este año.

Todo ello en un contexto en el que los inversores continúan evaluando el posible impacto de la nueva ola del coronavirus a nivel global sobre la senda de crecimiento económico y los niveles de precios. Según las estimaciones preliminares de Eurostat conocidas el viernes, en diciembre la inflación de la Eurozona alcanzó un 5,0% anual, impulsada principalmente por el encarecimiento de la energía y los alimentos.

En este entorno, en la Eurozona la principal referencia del mercado de renta fija soberana, el Bund alemán a 10 años, elevó la semana pasada su rentabilidad a máximos desde 2019. En la jornada de hoy ha extendido esta tendencia, si bien a un ritmo más moderado, subiendo 0,9 pb hasta un -0,038%.

Por su parte, se han mantenido prácticamente estables las TIRes de los bonos a 10 años de Francia (+0,0 pb a un 0,282%) y España (-0,2 pb a un 0,641%). Por el contrario, en Italia se ha registrado un descenso de 2,7 pb a un 1,284% tras ocho sesiones consecutivas al alza.

Paralelamente, en Reino Unido el rendimiento del Gilt a 10 años se ha situado en un 1,187%, 1,2 pb por encima de su nivel de cierre del pasado viernes.

En el caso de EEUU los movimientos de yield han sido más acusados a lo largo de toda la curva de tipos de interés, en línea con su evolución de ayer tras confirmarse el menor dinamismo de la creación de empleo. Así, la rentabilidad del bono a 10 años se incrementa 1,8 pb a cierre de la sesión europea hasta un 1,780%, máximos desde enero de 2020.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

En línea con los movimientos a la baja de los principales mercados de renta variable, la cotización del petróleo también extiende su caída de ayer.

No obstante, se observan retrocesos moderados en un contexto en el que se mantienen las expectativas de una positiva evolución de la demanda, a pesar de la propagación de la variante ómicron, mientras que por el lado de la oferta predominan los factores que presionan al alza los precios: el ajuste de los inventarios, la estabilidad en la normalización de la oferta de la OPEP+ y las tensiones geopolíticas.

En este sentido, en los últimos días se han producido disturbios en Kazajstán, país miembro de la OPEP, en una coyuntura marcada por el fuerte incremento del precio del gas licuado de petróleo. Una situación que podría lastrar su ritmo de producción de crudo.

A su vez, también se están registrando menores niveles de producción de petróleo en Libia, Canadá y el norte de EEUU, en estos dos últimos casos debido a una ola de frío que ha congelado algunos oleoductos.

Respecto a la demanda, la OPEP y los países productores aliados han señalado que esperan que la actual ola del coronavirus no lastre la recuperación, por lo que continuarán con su estrategia de restaurar gradualmente la oferta reducida al inicio de la pandemia. Sin embargo, se mantiene el punto de mira especialmente en China, donde la detección de nuevos brotes de covid-19 podría rebajar el consumo de crudo del mayor importador mundial.

En esta coyuntura, los precios del Brent y del WTI se mantienen en máximos del último mes, a pesar de que hoy cotizan a la baja. A cierre de la sesión europea, el barril de Brent cae a 81,1 dólares (-0,81%) y el del WTI (de referencia en EEUU) a 78,4 dólares por barril (-0,71%).

Por otro lado, los principales metales preciosos también muestran una tendencia bajista. El oro se deprecia un 0,17% hasta 1.794 dólares por onza, la plata un ligero 0,05% a 22,4 dólares por onza y el platino un 2,60% a 937 dólares por onza.

En el mercado de divisas, el dólar revierte parcialmente su depreciación de ayer, impulsada por los negativos datos de empleo de EEUU en diciembre, retrocediendo hoy el cruce eurodólar un 0,31% a 1,132 dólares por euro. A su vez, el Dollar Index sube un 0,25% a 96,0 puntos.

 

Fátima Herranz, analista de Singular Bank

¡Apóyanos para seguir creciendo!
Redacción
TIEMPO DE INVERSIÓN se configura como un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento de la inversión mediante el fomento del asesoramiento profesional a través de la divulgación de los diferentes tipos de inversión en activos cotizados (Renta Variable, Renta Fija y Fondos de Inversión) y no cotizados (hedge funds, capital riesgo, Inmobiliario, direct lending, etc) que tiene como principal objetivo ofrecer las mejores soluciones de inversión/financiación.

Únete a la Newsletter y recibe todos nuestros contenidos en tu correo

Un proyecto especializado en la difusión y el conocimiento sobre el ahorro y la inversión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Tres estrategias para vencer a la inflación con renta fija

La inflación fue el tema dominante en los mercados financieros en 2021 y creemos que es probable que vuelva a ser un importante factor para los rendimientos en 2022.  En su análisis anual de las perspectivas de inversión de 46 de los mayores bancos de inversión y...

El nuevo Silicon Valley: mercados asiáticos

Cualquier inversor que aborde el tema de los ETFs no puede ignorar el índice MSCI World. No es sólo por su alto perfil que este índice se abre paso en muchas carteras que buscan una amplia diversificación. Pero, ¿qué grado de diversificación ofrece realmente el MSCI...

Tiempo de Inversión TV