300x250
ES 300x250

José Luis Monleón (iCapital): La paradoja de la vulnerabilidad en la abundancia

por | 25 Jun 2024

TRIBUNA de José Luis Monleón, asesor financiero de iCapital 

La paradoja de la vulnerabilidad en la abundancia

¡Padre comerciante, hijo caballero, nieto pordiosero! Seguro que al lector le suena esta antigua expresión. Lamentablemente, sigue de rabiosa actualidad. Ya en 1987 John Ward en su estudio sobre la sucesión en empresas familiares, señaló un problema que, a día de hoy, todavía tiene consecuencias muy negativas. Solo el 30% sobrevive la segunda generación, el 13% la tercera y únicamente el 3%, más allá de la tercera. La estadística juega en contra.

Durante los próximos 20 años, se vivirá la mayor transferencia de riqueza entre generaciones. La generación del “Baby Boom” tratará de traspasar la riqueza a sus descendientes. Según Cerulli Associates, unos $84 Trillion, estarán en transición. Lo importante no es el número (se trata de una estimación) sino el reto que supone dicha transmisión, teniendo en cuenta el exiguo porcentaje de éxito que se vislumbra en cada salto generacional.

A nivel general, surge la duda de si tiene sentido invertir tiempo y recursos en verificar la estructura patrimonial. Especialmente cuando todo parece funcionar bien. La ausencia aparente de conflictos en el corto plazo, induce erróneamente a postergar ciertas reflexiones sobre la gestión del patrimonio familiar.

En demasiadas ocasiones, el inversor se acaba asemejando a un caballo al que le han puesto anteojeras. Mucha potencia, pero muy limitada (miope). Todo se reduce a la hipotética rentabilidad que se desprende de la parte tangible. El patrimonio es mucho más que la parte material. Dentro del mismo encontramos: activos financieros, inmuebles, empresas, aeronaves, joyas, arte etc. Pero también principios, valores, formación académica, credibilidad, la ética o la reputación de la familia entre otros.

Del mismo modo que, cada cierto tiempo conviene hacer un “chequeo médico”, en el ámbito patrimonial, puntualmente se debería realizar una revisión completa, tratando de analizar métricas como costes, gastos, riesgos y retornos. También en el plano personal ¿Qué sucede si el patriarca o la matriarca fallecen de repente o pierden capacidades para seguir con sus quehaceres diarios? ¿Se está preparado? ¿Está la siguiente generación formada académicamente para asumir dicha responsabilidad? ¿Y emocionalmente?

Llevar a cabo estos “chequeos patrimoniales” no garantiza el éxito, no hacerlo, puede poner en riesgo el patrimonio, pues las familias asisten desconcertadas a una realidad que se les escapa. Si se tiene el coraje de hacerlo, una vez obtenidos los resultados, se deberá impulsar aquello que funciona y “recalcular ruta” planificando a través de la política de inversión.

Según el estudio que realizó “The Williams Group” sobre 3.250 patrimonios familiares de más de 25 millones de dólares durante 25 años, dónde ponían énfasis en las claves para preservar el patrimonio familiar, solo el 5% de los fracasos, se debe a errores en la planificación. Quizá resulte sorprendente, pero el 95% tiene que ver con aspectos tales como, los conflictos familiares, la comunicación, la confianza, la insuficiente preparación, o la falta de una visión compartida. Cómo decía Ortega y Gasset en su magnífica obra la rebelión de las masas “sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender”.

Así pues, cobra más relevancia si cabe en este momento de la historia, trabajar el sentido de pertenencia en la familia y un plan estratégico patrimonial, que tenga como uno de los ejes centrales la sucesión.

Conviene que las siguientes generaciones, sean conocedoras de los esfuerzos realizados por aquellos que los precedieron. Con ello, se logrará que valoren en mayor medida el trabajo realizado y se comprometan a darle continuidad desde distintos ángulos (empresa – patrimonio – familia). Nadie cuida lo que no valora.

Cuando los miembros de una familia comparten principios y valores, suelen sentir orgullo de pertenencia. Así, es más probable que se actúe con generosidad y cordialidad. Conceptos fundamentales para abordar el reto de la preservación del patrimonio. Todo ello unido a una robusta planificación patrimonial, debería servir para afrontar la sucesión, con ilusión y esperanza.

En muchas ocasiones, las familias van invirtiendo el patrimonio casi “por accidente”. Conforme disponen de los recursos, van incorporando al patrimonio, aquello que “les suena bien” de todo lo que les van ofreciendo (reactivamente). ¿Qué sucedería si hiciéramos lo mismo en la empresa? Del mismo modo que en la empresa, se dispone de un plan estratégico, en la gestión del patrimonio se deberá trabajar una política de inversión. Para ello, será necesario reflexionar sobre los objetivos, prioridades y plazos temporales, para posteriormente traducir dichas convicciones a parámetros de inversión.

Acudiendo a la mitología griega, en el ámbito patrimonial, vendría bien recordar a Procusto, que ofrecía albergue a los viajeros, pero cuando los acostaba en la cama de hierro, si eran más largos les cortaba las piernas y si eran más pequeños, los estiraba. Todo con el objetivo de “encajarlos”. Uno de los errores más graves y, al mismo tiempo más extendidos, es tratar de encorsetar a todos los miembros de la familia en una misma política de inversión. Conviene respetar la individualidad de cada miembro, sin que suponga un estigma. Los grupos familiares están formados por generaciones diversas, con objetivos, inquietudes y prioridades diferentes. No solo hay que respetarlo, es sano que así suceda.

Otro error habitual es soslayar la gestión de riesgos, anteponiendo hipotéticas rentabilidades o atractivos “storytelling”, que desplazan el foco de lo realmente importante. Ojo con el marketing. No ponderar adecuadamente los riesgos es la manera más rápida, de “meterse en líos”, que suelen desembocar en disputas familiares.

En un entorno como el actual, cambiante e incierto, es posible aumentar las escasas probabilidades de éxito que planteaba John Ward. Ello, requiere un compromiso personal. También con el resto de miembros familiares. Si se comparte la idea de que la sucesión es un proceso y no un evento, conviene trabajar la cohesión familiar, ir dotando de formación a las siguientes generaciones, y establecer reglas, con espacios para la comunicación familiar. Solo así, se logrará evitar la desintegración patrimonial y la segregación de la mayor institución que existe, la familia.

Sobre el autor

✔ José Luis se incorporó a ICapital como Asesor Financiero en Febrero de 2023.

Toda su carrera profesional la ha desarrollado en el sector financiero, concretamente en el ámbito de los Multi Family Office. Durante más de 10 años en Wealth Solutions, ha desempeñado funciones de responsabilidad en los departamentos análisis, finanzas, compliance, consultoría y asesoramiento a familias. También estuvo durante unos años en Wealth Solutions USA, poniendo en marcha y desarrollando el despacho que la firma tiene en Miami.

Es licenciado en Economía por la Universidad de Valencia, Máster en Bolsa y Mercados Financieros en el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), Programa Ejecutivo en Gestión Patrimonial Familiar (IEB), Family Governance Executive Program en Wharton, University of Pennsylvania, Investment Decisions and Behavioral Finance en Harvard Kennedy School, y Professional Service Firms en Harvard Business School.

300x250

¡Apóyanos para seguir creciendo!

Manuel Tortajada

Periodista económico-financiero con más de 30 años de experiencia en prensa escrita y radio. En los últimos 20 años ha desarrollado su carrera profesional en el Grupo Intereconomía y El Nuevo Lunes, como responsable de Bolsa. Con anterioridad trabajó en La Gaceta de los Negocios, Revista Dinero y Antena 3 Radio. Actualmente es fundador y director de tiempodeinversion.com y colabora en diferentes medios de difusión.
300x600
Banner 300x250

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS EN TIEMPO DE INVERSIÓN

Caser AF incorpora GPTadvisor en su proceso de asesoramiento

Caser AF incorpora GPTadvisor en su proceso de asesoramiento

Caser AF incorpora GPTadvisor en su proceso de asesoramiento.- Caser Asesores Financieros ha anunciado una alianza con GPTAdvisor para facilitar a los 45 agentes de su red el acceso a la Inteligencia Artificial especializada en asesoramiento financiero. Esta...